Remedios caseros para la tendinitis del pie

El tendón se encuentra en la parte inferior del pie. La inflamación del tendón de la fascia plantar se denomina clínicamente tendinitis. La tensión continua al hacer ejercicio, correr, saltar, etc. Puede ser muy difícil caminar o incluso mover los pies a veces debido a esto. Le alegrará saber que hay muchos recursos naturales efectivos disponibles para resolver este problema.

La inflamación que se produce en el tendón del pie se conoce como tendinitis del pie. Es una afección grave y dolorosa asociada con hinchazón, enrojecimiento e irritación. Este problema se debe a la gran tensión en el área del pie. En algunos casos, también es causado por el tamaño incorrecto de los zapatos, la obesidad, las espuelas en los pies, los diabéticos, etc.

Remedios caseros para la tendinitis del pie

Masaje de aceite

Tome una cantidad de aceite y masajee sus pies para obtener alivio. Se sabe que el aceite de oliva da mejores resultados, toma dos cucharadas de aceite de oliva y lo calienta a fuego medio. Ahora aplique este aceite en los pies y masajee durante unos minutos. Este proceso estimulará el flujo de sangre alrededor de los músculos afectados y facilitará el dolor y hará que se sienta cómodo. Continúe haciendo hasta varios minutos hasta que el dolor se calme.

Paquete de hielo

Para reducir la inflamación y el dolor acompañado de la tendonitis del pie, el paquete de hielo es un buen remedio casero que puede probar. Tome algunos pedazos de hielo y aplástelos, guárdelos en la bolsa y envuélvalos con una toalla de algodón. Aplique esta bolsa sobre la zona afectada suavemente durante unos minutos. Reducirá la inflamación y la hinchazón. Puede mantener la bolsa hasta 15 minutos para una sola prueba. Hazlo muchas veces en un día para relajar el pie.

Agua tibia y sal de Epsom

Al curar el tendonitis de los pies, el agua tibia y la sal de Epsom te ayudan mucho. Remoja tus pies en el agua tibia que se disuelve con la sal de Epsom durante diez o quince minutos. La calidez del agua muestra un efecto asombroso en el dolor donde la sal de Epsom recarga el magnesio perdido en el cuerpo. Se sugiere probar este remedio solo una vez al día para no dificultar la sequedad de los pies. Haga un seguimiento de la humedad de sus pies después de este procedimiento.

Vinagre

Reduzca el dolor y la inflamación acompañados de tendinitis del pie con la ayuda del vinagre. Cambiando con las envolturas de vinagre frío y caliente, puedes tratar el problema. Mezcle cantidades iguales de vinagre y agua, y luego caliente durante unos minutos, sumerja un paño de algodón y aplique sobre el área afectada. Ahora mezcle la misma cantidad de vinagre con agua fría y aplique esta solución en el pie con un paño de algodón. Repita los pasos anteriores de dos a tres veces en un día para obtener el alivio y luego siga con crema hidratante.

Harina

Al luchar contra el dolor y acelerar el proceso de curación, la harina es un ingrediente práctico disponible en el hogar del que se necesita ayuda. Prepare una pasta de los dos ingredientes, harina y vino, aplique esta pasta sobre el área afectada y déjela durante unos 30 minutos antes de enjuagar. No se recomienda que las personas que sufren de tendinitis en el pie consuman el suelo, ya que puede provocar más complicaciones.

Aspagarus

La tendinitis generalmente conduce al pie hinchado, para reducir la hinchazón y el exceso de líquido presente en el sistema de espárragos es ideal. El consumo de aspagarus conduce a la eliminación del agua adicional a través de sus propiedades diuréticas naturales.

Hojas de col ayuda

Las hojas de col pueden arreglar la llaga en los talones debido a su calidad antiinflamatoria. Si tiene dolor de tendinitis, puede usar este remedio. Simplemente remoje algunas hojas de col en un recipiente con agua fría. Manténgalo empapado por 30 minutos. Ahora presione las hojas en el lugar afectado, use un paño de algodón para envolver su pie manteniendo las hojas aún en su posición. Déjelo durante la noche para la absorción total del jugo. Siga este proceso tres veces débil para aliviar el dolor.

Alivio con pasta de brócoli 

Combate las articulaciones hinchadas con brócoli para obtener resultados visibles en un corto espacio de tiempo. Aproveche el efecto curativo de esta maravillosa verdura similar a un árbol siguiendo algunos sencillos pasos. Comience poniendo un poco de brócoli en una licuadora, agregue un poco de agua. Hacer una pasta Frote esta pasta en el área donde duele, envuelve con un paño de algodón para mantener la pasta. Deje que se seque durante aproximadamente media hora. Enjuague con agua tibia. Seguramente no te decepcionará el resultado si logras repetir este método al menos dos veces por semana.

Resiste el dolor con la papa

Los estudios han demostrado que las papas contienen analgésicos y sedantes que lo calman cuando aumenta el nivel de dolor. Es un ingrediente probado para tratar los tendones lesionados. Todo lo que necesitas es una patata que probablemente siempre esté presente en tu cocina. Hiervelo. Después de eso despegarlo y machacarlo finamente. Aplique el puré de papa sobre el área afectada del pie. Deje que la piel absorba los contenidos necesarios de la pasta. Después de media hora, límpialo. La repetición de este proceso tres veces en una semana lo librará del ardor y la hinchazón.

Tratar con sal de epsom

Esta sal es un buen remedio para la tendinitis. El contenido de magnesio en esta sal curará los tejidos conectivos ligeramente rasgados y el efecto calmante lo hará sentir relajado. Para hacer un baño de sal de Epsom, al principio tendrás que mezclar una taza y media de esta sal en una tina de agua tibia. Espera hasta que se disuelva. Sumerja su pie en el agua, cierre los ojos y sienta que se está curando. Continúe tomando este baño por 3-4 veces a la semana. No te arrepentirás del tiempo invertido en él.

Cura con agua de salvia

El agua de salvia puede eliminar con eficacia la inflamación con sus propiedades curativas. Puedes obtener algunas hojas frescas de salvia; hervir en una taza de vinagre de sidra de manzana durante unos minutos. Después de casi 5 minutos, apague el fuego. Ahora remoje una bola de algodón en la mezcla, aplique suavemente sobre el área afectada. Por otro lado, puede tomar la cura por vía oral haciendo té de salvia. Para eso, tendrá que hervir las hojas secas en agua durante 10 minutos, y luego puede agregar miel para el gusto, aunque eso es completamente opcional. Después de que termine de hervir, cuele el agua. Ponlo en una taza y disfruta.

Tratamiento de cúrcuma

La cúrcuma es un tesoro en el mundo de las medicinas naturales. Se encuentra que el extracto de curcumina posee propiedades antiinflamatorias y proporciona un alivio total al curar los tejidos conectivos que causan inflamación. Todo lo que necesitas es tener paciencia. Para usar, agregue 1 cucharadita de polvo de cúrcuma en un vaso de leche caliente, agregue miel para el gusto. El fuerte olor de la cúrcuma puede hacer que tragarlo sea un poco difícil para ti, pero se puede hacer mucho para evitar el dolor. También puede frotar la pasta de cúrcuma combinada con pasta de menta en los talones para disfrutar del efecto refrescante y refrescante que proporciona.

Tratamiento de agua carbonatada

Es otro gran método para obtener la redención del dolor de la tendinitis. Todo lo que necesita es vaciar una botella de agua carbonatada en una bañera, sumergir los pies en ella durante algunos minutos. Los tejidos rotos se curarán gradualmente a través de este proceso. Repita esto dos veces en una semana.