Síntomas y tratamiento natural para el picor veraniego durante el embarazo

El embarazo puede ser una experiencia jubilosa para la madre que espera, pero hacer frente a los cambios que su cuerpo atraviesa durante este período puede ser realmente difícil. Junto con muchos otros problemas, los problemas de la piel también son bastante comunes durante el embarazo y nada más que los niveles cambiantes de hormonas en el cuerpo de una mujer embarazada son los culpables.

Los problemas de la piel son naturalmente más prominentes durante la temporada de verano ya que el calor y el sudor lo empeoran para la piel y son excelentes para las bacterias dañinas y los hongos que crecen en la piel. Para una mujer embarazada, la temporada de verano puede ser particularmente crítica, ya que podría experimentar problemas excesivos relacionados con la piel.

El dolor punzante o el picor o las erupciones durante el verano son un problema común de la piel y si bien puede tratarse de manera eficiente en otros momentos, lidiar con estas irritantes erupciones en la piel puede ser complicado durante el embarazo. El picor espinoso del verano puede hacer que se sienta incómodo, pero no es un problema muy grave, ya que puede tratarse de manera efectiva incluso sin medicamentos. Curiosamente, el picor espinoso puede aparecer incluso durante el invierno, pero son más comunes cuando el clima es cálido y húmedo.

Sin embargo, si experimenta picazón en la piel durante el embarazo, es importante que primero se asegure de que no sea otra cosa que picazón veraniega. Otros problemas de piel o alergias pueden parecerse al picor velloso de verano al principio, pero pueden necesitar un tratamiento diferente para curar. Por lo tanto, primero asegúrese de que su picazón en la piel durante el embarazo sea causada por picazón espinosa de verano y nada más.

Síntomas del picor veraniego durante el embarazo

  • Las erupciones rojas en la piel con o sin pequeñas protuberancias o ampollas son el síntoma más común de picazón.
  • Sensación de picor y picazón en el área que no parece calmar fácilmente.
  • Aumenta la incomodidad y la picazón después de un período de sudoración.
  • La compresa de hielo parece calmar el problema como la magia por algún tiempo al menos.

Nota IMPORTANTE:

Cuando se cuida adecuadamente, la incomodidad de la picazón espinosa del verano debería reducirse considerablemente en una semana más o menos, pero si el problema parece continuar o exagerar incluso después de haber seguido las precauciones y seguir los tratamientos en el hogar durante más de 2 semanas, debe ver su médico para asegurarse de que el problema no es nada serio.

¿Qué causa la picazón espinosa durante el embarazo?

Antes de pasar a los tratamientos naturales para el picor veraniego durante el embarazo, es importante que le informemos qué causa esta irritante afección de la piel en primer lugar y por qué es más común y extremo durante el embarazo.

La picazón punzante generalmente es causada por el bloqueo de las glándulas sudoríparas en la piel que resulta en la captura de sudor dentro de las glándulas, dando lugar a los bultos rojos de la piel, ampollas y la irritación de la piel. Durante el embarazo, la piel se vuelve muy sensible debido a los cambios en las hormonas corporales y, por lo tanto, aumenta la posibilidad de tener picazón. Además, debido a la mayor circulación de la sangre en el cuerpo durante el embarazo, naturalmente las madres que esperan se sienten más calientes y enrojecidas, lo que induce más sudoración.

La sudoración profusa puede ocasionar la obstrucción de las glándulas sudoríparas, que luego pueden estar infectadas por hongos y causar picazón severa, irritación de la piel y enrojecimiento.

¿Qué debe y no debe hacer para tratar el picor pruriginoso durante el embarazo?

Para tratar el picor pruriginoso durante el embarazo, no debe optar por ningún medicamento de venta libre sin antes consultar a su médico. Los medicamentos comunes sin receta para el prurito no son seguros para las mujeres embarazadas, ya que la mayoría de ellas contienen un ingrediente anti-picazón llamado hidrocortisona, que puede pasarse al feto. Tampoco debe usar ninguna crema tópica o ungüento de la farmacia por la misma razón sin consultar a su médico.

Rascarse la piel para aliviarse rápidamente no es una opción viable, si usted está sufriendo de comezón espinosa durante el embarazo. En este momento, su piel es mucho más sensible que de costumbre y rascarse la piel puede causar lesiones en la piel, lo que aumenta el problema y lo hace más propenso a contraer una infección bacteriana, que puede convertirse en algo serio.

La mejor manera de tratar el picor veraniego durante el embarazo es optar por tratamientos naturales y remedios caseros. Hacer algunos cambios en su dieta y hábito de vestimenta también puede ser más útil para tratar el problema sin efectos secundarios. Así que sigue leyendo para conocer los mejores tratamientos naturales para el picor veraniego durante el embarazo.

Tratamientos naturales para el picor espinoso durante el embarazo

Obtén la dieta adecuada

El prurito es esencialmente relacionado con el exceso de calor corporal y al incluir los alimentos que ayudan a reducir la temperatura del cuerpo seguramente puede obtener ayuda para tratar el problema desde adentro. También deberá desechar los alimentos que podrían generar una mayor producción de calor corporal.

Disfrutar de verduras de hoja verde y es una forma segura de reducir la temperatura de su cuerpo. También devore frutas frescas y jugosas que pueden ser útiles para controlar el exceso de calor corporal. Deseche los alimentos fritos y grasos que pueden hacer que la temperatura del cuerpo se eleve. Los alimentos cargados con alto contenido de proteínas, como la carne roja, especias como los chiles y la pimienta deben reducirse en su dieta.

Opte por jugos de fruta y bebidas lácteas para bajar la temperatura de su cuerpo de forma natural. Beber suficiente agua a intervalos frecuentes también es importante para mantener su cuerpo fresco e hidratado. Disfrutar de helados y bebidas frías puede parecer un gran placer para sentirse más fresco cuando está sufriendo de erupciones por calor espinoso durante el embarazo. Sin embargo, si bien estos artículos pueden darte algo de alivio por el momento, no son buenos para tu sistema digestivo y pueden ser una causa de más generación de calor en el cuerpo. Por lo tanto, invierta más en agua, jugos y productos lácteos como leche fría, lassi, batido de leche, etc.

Use ropa de algodón

Una de las mejores maneras de tratar el picor veraniego durante el embarazo es optar por ropa ligera, suelta y hecha de algodón que soporte el movimiento de aire adecuado y absorba el sudor en lugar de humedecer la piel. Usar ropa ligera de algodón con ajuste suelto no solo reducirá la irritación de la picazón, sino que también ayudará a sanarlos rápidamente ya que el sudor no quedará atrapado dentro de la tela. También asegúrese de cambiar el paño tan rápido como parezca humedecerse, de modo que su piel permanezca seca durante el lapso máximo de tiempo.

Tomar baños frecuentes

Otra cosa que puede ser más útil para tratar el picor veraniego durante el embarazo es tomar baños frecuentes. Bañarse con frecuencia no solo ayudará a reducir el calor corporal sino que también ayudará a eliminar el sudor, lo que puede ser de gran ayuda para controlar la irritación. También puede agregar algunos ingredientes fácilmente disponibles en su agua de baño como se menciona a continuación para obtener mejores resultados.

Tratamientos caseros naturales para el picor espinoso de verano durante el embarazo

Aquí hay una lista de los tratamientos caseros de verano que puede usar durante el embarazo sin preocuparse por ningún efecto secundario. Estos tratamientos son completamente naturales y pueden ser más efectivos para aliviar la incomodidad de las erupciones por calor espinoso.

Pasta de Aloe Vera para tratar erupciones por calor espinoso

Uno de los mejores ingredientes naturales que puede usar para tratar las erupciones del picor espinoso durante el embarazo es el Aloe Vera. El aloe vera tiene un efecto refrescante y calmante natural en la piel. Por otra parte, también tiene propiedades antimicrobémicas leves y ayuda a nutrir la piel. Prepare la pasta de aloe vera de una hoja fresca de aloe vera y aplíquela sobre la zona afectada de la erupción por calor espinoso de la piel. No frote la pasta, aplíquela en exceso. Dejar encendido. No necesitas lavarlo. Aplicar 2-3 veces en un día o según se requiera.

Menta para tratar el prurito

Otro tratamiento 100% natural y eficaz contra el sarpullido por calor puede prepararse fácilmente con hojas de menta. La menta tiene un efecto refrescante natural sobre la piel, así como propiedades antimicrobianas que pueden ser útiles para matar cualquier infección que cause bacterias u hongos. Recoge un puñado de hojas de menta fresca y tritúralas para hacer una pasta suave. Aplique esta pasta abundantemente en el área afectada de la piel para eliminar la incomodidad de la erupción por punción.

Pasta de hoja de albahaca de Margosa e India para el calor espinoso durante el embarazo

Si las erupciones espinosas parecen haber tomado el tamaño y la forma de ampollas o nódulos más grandes, pruebe este tratamiento para obtener resultados rápidos. Las hojas de Margosa o neem tienen excelentes propiedades antibacterianas naturales. La hoja de albahaca también es conocida por su efecto calmante en la piel y por su capacidad para matar infecciones bacterianas y fúngicas.

Recoge de 10 a 12 margosas y 5-6 hojas de albahaca y tritúralas para hacer una pasta suave. Aplique la mezcla resultante directamente sobre el área afectada de la erupción de calor espinoso de la piel y deje actuar. Lave una vez que se haya secado. Repita 2-3 veces en un día.

El baño de avena es ideal para curar el picor espinoso

Un tratamiento seguro y fácil para el celo durante el embarazo es usar avena en el agua de baño. La harina de avena ayuda a calmar la piel irritada y también elimina el exceso de grasa de la piel que podría estar bloqueando las glándulas sudoríparas, lo que exagera el problema de las erupciones por picazón. Puede agregar un puñado de avena en el agua de baño para obtener los beneficios.

También puede preparar una pasta con harina de avena y leche fría y aplicarla sobre el área afectada de la piel. Dejar actuar durante 30 minutos o más y luego lavar con agua. Repita al menos 2 veces al día para obtener mejores resultados.

La pasta de sándalo es ideal para tratar el calor espinoso

La pasta de sándalo puede calmar la piel irritada rápidamente y puede ser efectiva para eliminar cualquier aceite atrapado dentro de la piel del área afectada. El aceite de sándalo también es ideal para curar la piel de forma natural. La aplicación de pasta de sándalo recién preparada sobre el área de la piel afectada por el sarpullido espinoso puede ser extremadamente reconfortante. Pruébalo 2-3 veces al día y estarás seguro de obtener un alivio rápido sin preocuparte por ningún efecto secundario.

Patata para tratar el picor veraniego durante el embarazo

¿Está buscando tratamientos naturales libres de efectos secundarios para tratar el prurito durante el embarazo? Prueba el humilde tratamiento de papa. Este ingrediente de cocina fácil de usar tiene fantásticas propiedades suavizantes de la piel y puede darle un alivio rápido de la irritación del tuna. Tome una papa cruda, rallarla o molerla para hacer una pasta suave y aplicarla directamente sobre el área afectada. Dejar actuar hasta que se seque y luego eliminar con exceso de agua. Repita con la frecuencia que desee.

Jugo de pepino y tierra de Fuller para aliviar el calor espinoso

La tierra de Fuller tiene propiedades curativas y nutritivas. También ayuda a eliminar las infecciones que causan microbios en la piel. El jugo de pepino ayuda a aliviar cualquier irritación en la piel. Remoje 3 cucharadas de tierra de batán en agua fría durante 10 minutos. Ahora agregue 3-4 cucharadas de jugo de pepino recién preparado con la tierra, una vez que se vuelva blando. Aplique la pasta resultante en el área afectada y déjela encendida hasta que se seque al 80%. Lave con exceso de agua.

Almidón de maíz, un tratamiento natural espinoso

El almidón de maíz también puede ser reconfortante si padece erupciones por calor espinoso durante el embarazo. Simplemente haga una pasta de almidón de maíz agregando suficiente agua y aplique la pasta resultante sobre el área afectada por el sarpullido espinoso. Déjelo hasta que se seque al 80% y luego lávelo con agua.

Bicarbonato de sodio para el picor espinoso de verano

El bicarbonato de soda y la pasta de agua también se usan comúnmente para tratar el fuego espinoso. Sin embargo, como durante el embarazo la piel se vuelve muy sensible por lo tanto, es mejor no aplicar el bicarbonato de sodio directamente sobre la piel. En su lugar, agregue 1 cucharadita de bicarbonato de sodio en 1 taza de agua fría. Remoje un paño de algodón suave en esta mezcla, exprima el exceso de agua y comprima el área afectada con el paño de algodón repetidamente. Repita según sea necesario.