Mejor posición para dormir bien

Puede seguir cuestionándose sobre las posiciones más saludables para dormir. Sin embargo, la mejor manera de dormir sería aquella en la que te sientas cómodo y disfrutes.

Aquí te sugiero algunas mejores posiciones para dormir para dar descanso a tu cuerpo y tu alma, brindando todo tipo de beneficios para la salud, además de hacerte sentir fresco y rejuvenecer para comenzar un nuevo día en tu vida.

No importa en qué posición duerma, la posición de su cabeza puede marcar una gran diferencia en la calidad del sueño que recibe. Asegúrese de que su cuello esté bien apoyado en una posición recta y hacia adelante. Apoyar el cuello en ángulo o estirarse o crujir demasiado puede afectar su respiración y causar dolores en el cuello

Posición trasera

Descansar sobre su espalda es una de las mejores posiciones para dormir ya que su cabeza, cuello, columna y cuerpo descansan en una posición neutral.

Ventajas

  • Prevenir el dolor de cuello
  • Evita el dolor de espalda
  • Reduce el reflujo ácido
  • Minimiza las arrugas
  • Mantener una buena figura corporal
  • Promueve órganos sanos

Dormir sobre su espalda alisa sus curvas naturales y puede dejar la espalda baja dolorida por la mañana. Asegúrate de colocar una almohada debajo de las piernas si duermes boca arriba.

Posición lateral

Dormir de lado funciona muy bien para la salud en general y mantiene la columna vertebral alargada. Cuando las mujeres embarazadas duermen en el lado izquierdo, ayudan a mantener el corazón sano debido al aumento de la circulación sanguínea hacia el lado izquierdo del cuerpo. Sin embargo, dormir de lado causa arrugas en la cara y también hace que su seno se combe hacia un lado y pierda su forma.

Coloque una almohada entre sus piernas si duerme de costado. Esto sostendrá las caderas y hará que esta posición sea más cómoda, revivirá la presión en las rodillas y mantendrá las caderas en rotación.

Dormir boca abajo

Evite dormir boca abajo, ya que se considera la manera menos saludable de dormir. Es difícil mantener la posición adecuada, y es más probable que cause dolores y dolores a medida que el cuello se tuerce y la columna vertebral si se fuerza fuera de la alineación. Si desea dormir boca abajo, coloque la almohada debajo de las caderas en lugar de debajo de la cabeza. Dormir boca abajo puede exasperar el reflujo ácido.

Mantener un horario de sueño

Ve a dormir y despierta a la misma hora todos los días, incluso los fines de semana, días feriados y días libres. El ciclo de sueño y vigilia de su cuerpo se refuerza siendo consistente, lo que promueve una mejor noche de sueño. Aunque hay una advertencia de que en caso de que no te duermas en 15 minutos, entonces haces algo que te relaja. Cuando te canses, vuelve a la cama. Puede que le cueste más quedarse dormido en caso de que tenga problemas para conciliar el sueño.

Presta atención a lo que comes y bebes

No trates de dormir con el estómago vacío o el estómago lleno también. Permanecerá despierto debido a la incomodidad. También trate de no beber mucho antes de irse a dormir para no tener que levantarse a media noche para ir al baño. Se debe tener precaución con el alcohol, la cafeína y la nicotina. Los efectos de la nicotina y la cafeína tardan horas en desaparecer y pueden arruinar su sueño de calidad. Aunque empiece a sentirse somnoliento al consumir alcohol, le molestará dormir más tarde.

Crea un ritual a la hora de dormir

Cada noche haz las mismas cosas para que tu cuerpo reciba la señal de que es hora de dormir. Cosas como tomar un baño o una ducha tibia, leer un libro o escuchar música relajante con las luces atenuadas pueden dar la señal. Se fomenta un mejor sueño mediante actividades que lo relajan, ayudando así en la transición de la vigilia a la somnolencia. Precaución en caso de que esté usando TV o cualquier otro tipo de dispositivo electrónico como parte de su ritual a la hora de acostarse. Un trabajo de investigación ha sugerido que el tiempo de pantalla o el uso de los medios de comunicación probablemente alteren el sueño.

Sentirse cómodo

Trate de diseñar que sea amigable para dormir la mayoría de las veces, lo que significa que es oscuro y silencioso. Intente usar sombras que oscurezcan la habitación, tapones para los oídos, una diversión o cualquier otro dispositivo que haga que el ambiente sea adecuado para que duerma. El colchón y la almohada también promueven mejor sueño. Elija la ropa de cama con la que se sienta más cómodo. Tenga en cuenta que debe haber espacio suficiente en una cama para dos personas en caso de que comparta su cama con alguien. Si sus hijos o mascotas duermen con usted, establezca un límite al número de veces que pueden hacerlo o proporcióneles camas separadas.

Limite las siestas durante el día

Las estancias diurnas largas pueden perturbar su sueño nocturno, especialmente si padece insomnio o sueño nocturno de mala calidad. No duerma más de 10 a 30 minutos durante el día y hágalo durante la mitad de la tarde. Sin embargo, en caso de que esté trabajando por las noches, puede hacer una excepción a estas reglas. Si trabaja de noche, cubra las ventanas para que la luz del sol no interrumpa el reloj interno durante el día.

Incluya actividad física en su rutina diaria

Las actividades físicas diarias proporcionarán un mejor sueño y ayudarán a conciliar el sueño más rápido y a disfrutar de un sueño más profundo. Aunque el tiempo es muy importante ya que hacer ejercicio mientras está cerca de la hora de acostarse puede hacerte demasiado enérgico para irte a dormir. Siendo esto un problema, intente hacer ejercicio temprano en el día.

Manejar el estrés

Cuando tienes demasiado trabajo o demasiado pensamiento, tu sueño probablemente sufrirá. Pruebe formas saludables de controlar el estrés para recuperar la paz. Intente establecer sus prioridades, organizar todo y delegar tareas. Tómate un descanso cuando lo necesites. Trata de reírte con un viejo amigo. Escriba todo lo que tiene en mente para mañana antes de acostarse.