Los mejores consejos para el cuidado de los pies secos y agrietados

Los talones secos y agrietados pueden ser un problema cosmético que se puede tratar fácilmente o un problema grave que requiere más cuidado. Además de la piel seca que se ha engrosado, el problema puede acompañar a otras afecciones, como hinchazón, enrojecimiento, inflamación, picazón y descamación de la piel.

El pie es descuidado por muchos de nosotros. Muchas de las personas no le dan importancia al pie. Toda la belleza significa uñas de pies a cabeza. No es imaginable con una cara hermosa y un pie feo. Algunos consejos para cuidar el pie.

Exfoliando el pie

Exfoliar es el proceso de eliminar la célula muerta de la piel de los pies. Los pies exfoliantes eliminan las células muertas de la piel y ayudan a rejuvenecer lo nuevo una vez

Prepare el remojo del pie

1. Toma el cubo de agua.

2. Agregue ½ cucharada de vinagre al agua

3. Agregue las 5 cucharadas de sal de Epsom al agua.

Mantenga su pie en balde por 30 minutos. Después de 30 minutos, frote los extremos y ciérrelos con la piedra dura.

Exfoliante con receta para restregar los pies

Tome las 3 cucharadas de harina de arroz y 1 cucharada de miel y 1 cucharada de vinagre de sidra de manzana. Mezcle todos los ingredientes y hágalos como pasta fina y suave. Primero sumerja sus pies en el pie anterior, remoje o remoje en el agua caliente normal durante 10 minutos. Luego frote sus pies con la receta para restregar los pies. Este es el mejor depurador de pies.

Remedios para los talones agrietados

1. Para los talones cracker aplicar la vaselina con la mezcla del jugo de limón.

2. Toma el agua caliente y agrega el jugo de limón al agua caliente. Mantiene el pie en el agua caliente después de 30 minutos y lave los pies. La acidez en el limón sana los talones agrietados.

Aplicando los humectantes a los pies

Después de exfoliar la hidratación, el pie es importante. El remojo elimina la humedad en los pies. Aplique la vaselina en los pies después de exfoliar.

Hay muchos humectantes naturales disponibles. Aplicar el aceite de oliva suavemente sobre el pie. El aceite de oliva contiene la vitamina E ayuda a reparar la célula dañada de la piel en el pie.

Aplicar el aceite de coco natural al pie también le da humedad al pie.

Protección para los pies

Después del proceso de exfoliación e hidratación del pie, necesitamos proteger el pie durante al menos 5 horas de manera segura.

Use la descarga después de que se complete el proceso.

Haga este pie exfolia y humecta los pies en las horas de la noche e ir a la cama con los golpes.

Sigue todos los pasos uno por uno. Definitivamente podemos obtener el mejor cuidado de los pies en casa.

Cuando toma las precauciones adecuadas con suficiente antelación, puede evitar que las grietas se profundicen y causen más dolor. Aquí hay algunos remedios caseros y consejos para cuidar los pies secos y agrietados.

Aceite vegetal

Puede usar una variedad de aceites vegetales para tratar pies secos y agrietados. El aceite de sésamo, aceite de oliva, aceite de coco o cualquier otro aceite vegetal que haya sido hidrogenado funcionarán. Si desea ver los resultados deseados, debe seguir este remedio antes de irse a dormir para dejar suficiente tiempo para que el aceite tenga un efecto sobre los pies secos y agrietados. Primero remoje sus pies en el agua jabonosa y frote sus pies con una piedra pómez. Luego, lávate los pies y sécalos bien. Aplique generosamente cualquiera de los aceites vegetales antes mencionados en sus plantas y pies. Póngase un par de calcetines que se hayan lavado bien y déjelos puestos durante la noche. Tus talones serán notablemente más suaves por la mañana. Repita esto durante unos días hasta que note que sus grietas se han desvanecido por completo.

Harina de avena

Tome una cucharada llena de avena pulverizada y un poco de aceite de jojoba para formar una pasta espesa. Aplique esta pasta a las áreas afectadas, incluidos los talones y los pies agrietados. Deje esta mezcla en sus pies durante aproximadamente media hora. Luego séquelo después de enjuagarlo con agua fría. Siga este remedio casero cada día alterno para ver resultados.

Paquete de fruta

Mash un plátano y agregue alrededor de dos cucharaditas de aceite de oliva. Aplica este paquete de fruta en los talones y en los pies mientras te concentras más en los talones. Déjalo actuar durante aproximadamente quince minutos sobre los talones y los pies. La capacidad de hidratación del aceite de oliva y los nutrientes del banano nutren los pies y los talones rajados en gran medida.

Pulpa de aguacate y plátano

Tome la pulpa de un plátano maduro y aplíquelo sobre los pies agrietados. Alternativamente, use la pulpa de un aguacate maduro y la mitad de un plátano. Mezcle todo junto en un mezclador o una licuadora. La pasta cremosa que se obtiene al mezclar los ingredientes se debe aplicar a los talones secos y agrietados.

Lila india o neem

También conocida como hojas de Neem o Margosa, la lila india es un remedio eficaz cuando se trata de pies secos y agrietados. Se puede usar particularmente cuando los pies se infectan y pican. Las hojas de Neem calman la piel irritada y seca y también combaten las infecciones ya que son antimicrobianas en la naturaleza. Aplastar un puñado de hojas de Margosa y hacer una pasta fina de ellos. Agregue tres cucharaditas de polvo de cúrcuma a esta pasta. Aplique esta pasta a sus pies agrietados y déjela activada durante aproximadamente treinta minutos. Lávese los pies con un poco de agua tibia y luego séquelos con una toalla limpia.

Cera parafina

Un tratamiento con cera de parafina puede ser muy eficaz en el tratamiento de los pies, en el cual las grietas son bastante malas. El uso de cera de parafina puede proporcionar un alivio inmediato. También funciona como un humectante natural para suavizar su piel. Agregue dos cucharadas de aceite de coco o aceite de mostaza a un bloque de cera de parafina derretida. Permita que la mezcla alcance la temperatura ambiente y luego, espere hasta que se forme una capa delgada en la parte superior. Ahora, sumerja sus pies en la mezcla y espere entre cinco y diez segundos. Haga esto hasta que se hayan acumulado varias capas de cera o hasta que pueda ver los resultados. Cúbrase los pies con una capa de plástico y luego, espere media hora antes de poder quitar el plástico y despegar las capas de cera de su piel. Siga este tratamiento una o dos veces por semana. Sin embargo, si es diabético o tiene poca circulación sanguínea en el cuerpo, entonces no siga este tratamiento. También,