Top Beneficios de salud física y psicológica de la aromaterapia

La aromaterapia es una medicina alternativa que implica el uso de una variedad de materiales vegetales en forma de aceites volátiles para tratar diferentes tipos de condiciones de salud mental y física. Los aceites usados ​​en este proceso de tratamiento pueden ser inhalados aromáticamente o absorbidos por la piel y se cree que mejoran el estado de la mente y el cuerpo, curando así la condición de forma natural. La aromaterapia no es un campo nuevo, la mención de los procesos de aromaterapia se puede encontrar en las antiguas escrituras indias. Sin embargo, el proceso involucra la separación de los materiales volátiles de la planta a través de la destilación al vapor, y la práctica generalizada del proceso se hizo posible solo después de que se descubrió la destilación de vapor en el siglo XI .

Hay varios componentes involucrados en la aromaterapia, todos los cuales se derivan de plantas y partes de plantas, incluyendo las flores, las semillas, la corteza y las hojas. Los componentes más comúnmente utilizados en aromaterapia incluyen aceites esenciales, aceites transportadores, destilados de hierbas, fitoncidios, aceites vaporizadores, absolutos y otros. Estos componentes a menudo se mezclan entre sí en cierto porcentaje para aumentar la potencia de un componente en particular y para hacerlo más eficaz en el tratamiento de una condición particular.

Se ha encontrado que la aromaterapia es altamente efectiva para promover una mejor salud física y psicológica. Los beneficios de este proceso en la mente y el cuerpo humano incluyen,

Alivia el estrés

En el mundo moderno, una mayor cantidad de estrés en la vida diaria es un factor común para todos. La alta presión de trabajo, junto con la tensión y la falta de sueño a menudo limita la capacidad de nuestros nervios para relajarse, lo que provoca aún más estrés. El estrés funciona como una de las principales razones de muchas dolencias físicas y mentales. A partir de un mayor nivel de presión arterial y azúcar en la sangre; El estrés extremo y continuo puede incluso dañar las células nerviosas del cerebro. La aromaterapia brinda una forma simple pero efectiva de aliviar el estrés y relajar los nervios. Los aceites esenciales que se utilizan para aliviar el estrés incluyen el aceite de lavanda, aceite de limón, geranio, aceite esencial de ylangylang y otros. Se ha observado que estos aceites controlan los cambios de humor y el temperamento de manera efectiva.

Lucha contra la depresión

La depresión es una de las enfermedades más temidas del mundo moderno. Se come a una persona desde adentro y la cantidad de pacientes jóvenes que padecen esta condición mental aumenta rápidamente en todo el mundo. La aromaterapia mejora el humor que puede curar la depresión de forma natural. Lo mejor de tratar la depresión con aromaterapia es que no implica el uso de ningún antidepresivo que pueda tener otros efectos secundarios en su cuerpo o que pueda obstaculizar su estilo de vida habitual debido a una mayor cantidad de sueño. Los componentes de aromaterapia que se usan comúnmente para combatir la depresión incluyen el aceite de lavanda, la manzanilla, el aceite de sándalo y otros.

Ayuda en el sueño

El insomnio se está volviendo muy común en todas las sociedades. El sueño inadecuado puede afectar tanto el estado mental como el físico, reduciendo su eficiencia y capacidad de concentración. El sueño inadecuado también aumenta el estrés y puede alimentar la depresión. La aromaterapia puede ser muy eficaz para inducir el sueño relajando los sentidos de forma natural. Se cree que muchos de los aceites esenciales como el jazmín, la manzanilla, el neroli, el sándalo y otros funcionan como sedantes naturales sin efectos secundarios.

Mejora la salud general

Se cree que varios aceites esenciales tienen la capacidad de aumentar la circulación sanguínea en el cuerpo. Muchos de estos aceites son capaces de estimular la mente de forma natural, lo que puede ser útil para sentirse más enérgico. Lo mejor de estos componentes de la aromaterapia es que se obtienen sin efectos secundarios de los estimulantes nerviosos artificiales y hacen que su mente y cuerpo sean más activos de forma natural al mejorar la circulación sanguínea en el cuerpo. Algunos de los aceites esenciales conocidos por su capacidad para mejorar la circulación sanguínea y promover el bienestar general incluyen aceites de canela, cardamomo, árbol de té, romero y pimienta negra.

Disminuye la degeneración de las células cerebrales

Se ha descubierto que la aromaterapia es efectiva para reducir la tasa de progreso de enfermedades como el Alzheimer y el Parkinson. Estas enfermedades no se pueden curar con tratamientos de aromaterapia, pero estos estímulos naturales pueden hacer que la velocidad de progresión de estas afecciones sea mucho más lenta. Incluso los medicamentos alopáticos actuales para tratar estas afecciones solo se concentran en desacelerar el progreso de la degeneración y presentan muchos efectos secundarios. Puede obtener más o menos los mismos resultados sin efectos secundarios a través de tratamientos de aromaterapia adecuados.

Mejora la inmunidad

Un sistema de inmunidad más fuerte puede mantenerlo alejado de cualquier enfermedad o condición. La aromaterapia, cuando se usa de la manera correcta, se cree que estimula el sistema de inmunidad natural del cuerpo, sin exagerarlo. Los aceites esenciales utilizados en aromaterapia proporcionan efectos antibacterianos y antifúngicos y pueden ser realmente efectivos para protegerlo de infecciones. Los aceites esenciales que se utilizan ampliamente para aumentar la inmunidad incluyen aceite de limón, aceite de eucalipto, canela, menta y otros. Al mejorar el sistema de inmunidad natural del cuerpo y aumentar el flujo sanguíneo, la aromaterapia también puede ser útil para acelerar el proceso de curación natural del cuerpo.

Además de lo anterior, la aromaterapia y muchos de sus componentes también tienen amplias aplicaciones en el cuidado del cabello y la piel. Se pueden usar eficazmente para combatir las infecciones del cuero cabelludo, la caída del cabello y el encanecimiento inmaduro, así como para combatir los signos del envejecimiento de la piel.