Los mejores alimentos para mejorar su digestión

La digestión incorrecta es un problema común que hemos tenido al menos una vez en nuestras vidas. La digestión imperfecta ocurre debido a malos hábitos alimenticios, infecciones virales, ciertos medicamentos y algunas otras razones. Sin embargo, no necesita preocuparse, consulte la lista de alimentos para mejorar la calidad de la digestión.

El funcionamiento del sistema digestivo afecta el bienestar de la parte exterior del cuerpo. Una digestión saludable aumenta los niveles de energía, la piel impecable, la felicidad y el sueño adecuado. El mal funcionamiento del sistema digestivo provoca síntomas como acidez estomacal, estreñimiento, dolor en los intestinos, gases o diarrea. También provoca cansancio, alteraciones del sueño, estados de ánimo bajos y varios problemas de la piel. Como sabemos que los alimentos juegan un papel vital en el funcionamiento del sistema digestivo, debemos evitar alimentos poco saludables como alimentos procesados, cafeína, refrescos y alcohol. Son alimentos poco saludables que causan inflamación, destruyen el revestimiento intestinal y alimentan los microbios del sistema digestivo. Hay muchos alimentos saludables que ayudan a mejorar el funcionamiento del sistema digestivo en el cuerpo.

Alimentos para mejorar la digestión

Jengibre

El jengibre de especias muy viejo es un alimento eficaz que ayuda a promover la digestión adecuada. Tiene las propiedades antiinflamatorias y antibacterianas a través de las cuales reduce los problemas relacionados con la digestión como indigestión, náuseas, gases, hinchazón y espasmos digestivos.

Trate de beber una taza de té de jengibre todos los días tirando algunas piezas frescas de jengibre en una taza de agua hirviendo, cuele la solución y tómela. Este té ayuda en la producción de bilis, saliva y jugo gástrico que son necesarios para la digestión. Alternativamente, mezcle una cucharada de jugo de jengibre con media cucharada de miel y consuma antes de ir a las comidas.

Avena

El alimento más famoso que ayuda a reducir el peso no solo ayuda a reducir el peso sino que también beneficia al sistema digestivo gracias a su rica cantidad de fibra. La fibra previene el estreñimiento y ayuda a mantener el intestino regular. El consumo de una buena cantidad de harina de avena minimizará los síntomas asociados con la enfermedad por reflujo gastroesofágico, como la quemadura cardíaca, etc. La harina de avena también proporciona los minerales como el zinc, el cobre, el fósforo, el selenio y la tiamina, que son necesarios para el correcto funcionamiento del sistema corporal.

Agregue su dieta con avena, galletas de avena, harina de avena y otros platos preparados con harina de avena para mantener el sistema digestivo en buen camino.

Menta

La menta, que da un efecto refrescante cuando se mastica, ayuda a mejorar la respiración. Está teniendo las propiedades antiinflamatorias y antisépticas que ayuda a apoyar la buena digestión. Colorea tus ensaladas y platos con hojas de menta verde para solucionar los problemas estomacales. Simplemente agregue algunas gotas de aceite de menta en un vaso de agua y bébalo diariamente para eliminar el mal del sistema, también funciona como limpiador y purificador.

Raíces de remolacha

Comer raíz de remolacha puede curar un conjunto de problemas del sistema digestivo como hinchazón, estreñimiento, dolores de estómago e intolerancia a los alimentos. La gran cantidad de fibra, magnesio y potasio presentes en las raíces de remolacha aseguran el mantenimiento del sistema digestivo saludable. Reduce la acidez estomacal a través de su compuesto de betaína.

Disfrute de la ingesta de raíz roja, ya sea en forma de jugo o crudo para obtener los diversos beneficios para la salud.

Patatas dulces

Comer batatas junto con la piel da un efecto inmenso en la salud digestiva. Estos contienen una gran cantidad de carbohidratos, vitamina B6, vitamina C, manganeso y fibra dietética que ayuda en la digestión. La batata es la mejor medicina para tratar úlceras, úlceras duodenales y muchos problemas inflamatorios del intestino. Incluye principalmente almidón que se digiere fácilmente.

Aguacates

La mejor fruta que contiene fibra y grasas monoinsaturadas saludables que ayuda a facilitar la digestión. El aguacate mantiene un tracto digestivo saludable y un funcionamiento adecuado del páncreas, la vesícula biliar y el hígado. El alto contenido de agua y nutrientes hacen que el aguacate sea una de las mejores frutas para perder peso.

Manzanas

Los proveedores de delicias crujientes no solo lanzan su rico sabor sino que también ayudan a manejar los problemas asociados a las deposiciones. Se sabe que son especiales ya que son la fuente de cantidades de fibra soluble y no soluble. Obtendrá las buenas cantidades de fibras insolubles ‘celulosa’ de la piel de la manzana, así que asegúrese de no pelar la manzana antes de ir a comerla. La celulosa promueve que las cosas se muevan rápidamente en el sistema digestivo a través de las cuales ayuda a aliviar el estreñimiento. La fibra soluble es pectina, que ayuda a formar un gel atrayendo agua desde allí, lo cual le da una sensación completa.

Las manzanas son las casas de vitaminas como A y C, minerales como el fósforo y el potasio que son muy necesarios para reducir los problemas de estreñimiento.

col rizada

Es una rica fuente de fibra que aumenta la digestión del cuerpo y ayuda a eliminar las toxinas del tracto digestivo. Es un vegetal que se puede usar para hacer ensaladas, sopas y batidos de frutas.

Semillas de chia

Estas son una rica fuente de fibra, minerales y proteínas que son útiles para disminuir el nivel de colesterol, mejorar la función intestinal y reducir las inflamaciones en el cuerpo. Puede agregarse a los cereales para el desayuno o usarse para agregar sabores y sabores a los postres.

Vinagre de sidra de manzana

Está lleno de ácido acético que aumenta la capacidad de absorber todas las vitaminas y minerales especialmente calcio. También tiene el poder de descomponer los carbohidratos en azúcar, lo que previene el aumento del nivel de azúcar en la sangre. El vinagre de manzana se puede mezclar con agua y tomar de forma segura como atónico después de las comidas. También se puede agregar a las ensaladas para que sean nutritivas y con sabor fuerte.

Aceite de coco

El aceite de coco ayuda a aliviar el efecto de cándida, toxinas, bacterias o parásitos que tienden a infectar el sistema digestivo, ya que contiene ácidos grasos de cadena media que tienen excelentes propiedades antimicrobianas. También ayuda a aumentar el metabolismo y el nivel de energía del cuerpo. Ciertos platos se pueden cocinar en aceite de coco.

Calabacín

Es increíblemente alto en fibra. Ayuda a limpiar el tracto digestivo y evita que las toxinas pasen al colon. El alto contenido de agua en Zucchini ayuda a hidratar el cuerpo.

Verduras fermentadas a la lacto

Los ingredientes como pepinillos, kimchee y chucrut son desintoxicadores silenciosos. Estas verduras crujientes y ácidas son fáciles de preparar y comer. Estas verduras tienen un alto nivel de probióticos que ayudan a descomponer los metales pesados ​​y otras toxinas del cuerpo y deshacerse de ellos. Las verduras fermentadas por vía láctea se pueden hacer fácilmente mediante el uso de sal y agua de verduras.

Caldo de hueso

El caldo de huesos es una preparación simple, fácil y económica para mejorar la digestión. Ayuda a reducir la inflamación y proteger el tracto digestivo de la infección. La gelatina en caldo de hueso ayuda a sanar y sellar el intestino para promover una digestión adecuada. El caldo de huesos también contiene calcio, magnesio, fósforo, azufre, etc., que son fáciles de absorber. El caldo de huesos puede prepararse cocinando a fuego lento gelatinas y huesos con clavo de olor, ajo, vinagre de sidra de manzana y sal en agua a fuego lento durante todo el día.