Las cenizas de cigarrillos desechadas podrían ser de buen uso. Eliminar el arsénico del agua

El arsénico es un veneno bien conocido en forma de semimetal que es inodoro e insípido. Entra en el suministro de agua potable de depósitos naturales en la tierra o de desechos agrícolas e industriales. Esta contaminación se encuentra en muchos países como China, México, Hungria y Chile. El arsénico en el agua potable puede provocar decoloración de la piel, problemas del sistema circulatorio, dolor de estómago y parálisis parcial y también puede aumentar el riesgo de contraer cáncer.

Métodos para eliminar el arsénico del agua potable

Existen varios métodos sofisticados para eliminar el arsénico del agua potable. Estos incluyen filtración de coagulación, ablandamiento de cal, intercambio de hierro, ósmosis inversa y algunos otros. Estos métodos son caros y poco prácticos para las áreas rurales y en desarrollo. Pero hay algunos lugares donde el equipo no está disponible, el arsénico permanece en el agua y enferma a las personas.

Los científicos han intentado utilizar desechos naturales como cáscaras de plátano y cáscaras de arroz para eliminar el arsénico del agua. Este no es un método eficiente.

Eliminación de arsénico por cenizas de cigarrillos

Recientemente, un investigador chino, Jiaxing Li, ha encontrado una forma más fácil y económica de eliminar el arsénico del agua mediante el uso de las cenizas de los cigarrillos. Él afirma que este método es una solución de bajo costo para un problema serio de salud pública. Los investigadores encontraron que la estructura porosa de la ceniza del cigarrillo es más adecuada para eliminar el arsénico del agua potable.

Los investigadores probaron un método simple y económico de un paso al preparar cenizas de cigarrillos con una capa de óxido de aluminio. Su prueba de este material en aguas contaminadas reveló que más del 95% del arsénico fue removido por este eliminado. Las cenizas se pueden recolectar fácilmente de las áreas para fumadores en lugares públicos a un costo muy bajo.

La Sociedad Química Americana (ACL)

Es una organización sin fines de lucro que proporciona acceso a la investigación relacionada con la química con la ayuda de múltiples bases de datos, revistas y seminarios científicos y conferencias. ACL tiene sus oficinas principales en Columbus, Ohio y Washington DC. El informe de este método se publicó recientemente en la revista Industrial and Engineering Chemistry Research de ACS .