¿El sol o la luz solar ayudan a sanar el acné?

Cuando tiene brotes de acné, sabemos que está listo para intentar cualquier forma que pueda ayudar. Entonces, ¿la luz del sol realmente ayuda a curar el acné? ¿Es realmente tan fácil deshacerse de este irritante problema de la piel que te sigue cazando perpetuamente? El efecto de la luz solar sobre el acné se ha debatido durante siglos. En los viejos tiempos, la luz del sol era considerada como un sanador de tiro seguro para muchos problemas de la piel, incluido el acné.

Antes de probar de esta manera para obtener una piel libre de acné, es importante que conozca la historia completa. “El sol o la luz solar ayudan a sanar el acné” es solo la mitad de la historia y no debes probar esta medida antes de tener la información completa sobre si realmente funciona y si deberías intentarlo.

El efecto de la luz solar sobre la piel

En primer lugar, analicemos brevemente cómo afectan exactamente los rayos solares a la piel. Sunray funciona como la principal fuente de energía en este planeta. Sunray puede iniciar una serie de acciones químicas en el cuerpo que son esenciales para una vida sana. La luz del sol tiene propiedades antimicrobianas naturales y en realidad es bueno para su cuerpo y su piel, siempre y cuando esté bajo exposición controlada a los rayos del sol.

La luz solar ayuda a la síntesis de vitamina D en el cuerpo y también da color a la piel. Sin embargo, es saludable para el cuerpo y para la piel solo cuando la exposición es leve. En caso de exposición no controlada, los efectos de los rayos solares pueden ser realmente dañinos para la piel. Una exposición excesiva o incluso moderada a los rayos del sol puede causar bronceado en la piel y otros problemas importantes de la piel como necrosis, pecas e incluso cáncer de piel.

¿La luz del sol ayuda a curar el acné?

El rayo ultravioleta de la luz solar tiene una capacidad excelente para matar bacterias. La infección bacteriana es una de las principales razones del acné y, por lo tanto, la exposición a la luz solar puede ser útil para matar las bacterias que causan la infección del acné y ayudar así a su curación. La luz del sol ayuda a matar las bacterias en la piel que aún no ha causado la infección, así como la población de bacterias que ha infectado algunos poros. Entonces, de alguna manera, los rayos solares actúan como un “desinfectante” en la piel y reducen las posibilidades de cualquier infección bacteriana.

Otro punto que puede observar después de una breve exposición al sol, especialmente si tiene acné es que reduce el enrojecimiento de la piel, lo que instantáneamente da la impresión de que la luz solar ha reducido su acné. Sin embargo, en realidad, la luz del sol suprime la respuesta inmune del cuerpo a la infección del acné. El enrojecimiento y la inflamación del acné son respuesta inmune del cuerpo. Como los rayos solares suprimen la respuesta inmune, por lo tanto, notará automáticamente una caída en el enrojecimiento y la inflamación causada por el acné. Por lo general, esta acción inmunosupresora de los rayos del sol es temporal y se espera que el enrojecimiento y la inflamación regresen después de algún tiempo.

Sin embargo, debe aceptarse que la exposición mínima a los rayos solares puede ser útil para curar el acné y también para reducir las posibilidades de nuevas infecciones por el acné. Como los rayos UV matan a las bacterias y también ayudan a suprimir la respuesta inmune del cuerpo, por lo tanto, puede dar un impulso al proceso de curación del acné.

Lo más importante a tener en cuenta aquí es que puedes cosechar los beneficios de los rayos solares para curar el acné solo si obtienes una exposición leve a los rayos solares y la cantidad de leves en realidad puede variar dependiendo del tipo de piel de una persona.

¿Puede la luz del sol causar acné?

Otra pregunta discutible, si el rayo de sol, que se considera como un sanador del acné puede ser una causa de acné? La respuesta es sí”. La misma luz solar que puede ser útil para promover la curación del acné con una exposición leve puede inducir acné en caso de sobre exposición. Sunray en realidad no inicia el acné, pero sin duda puede crear las razones que pueden causar acné.

La exposición extrema al sol irrita la piel y puede dar lugar fácilmente a alergias en la piel que pueden cambiar después de ser infectadas por bacterias. Por otra parte, la alta exposición al sol aumenta la secreción de sebo de la piel que puede empeorar el acné existente o incluso puede funcionar como la razón principal detrás de nuevos brotes de acné.

Por lo tanto, aunque la exposición leve al sol es buena para la piel e incluso puede ayudar a la curación del acné, el exceso de exposición puede ser una causa de acné y muchos otros problemas de la piel.

¿Debo tratar mi piel con la exposición al sol?

Bueno, esa es una pregunta difícil, aunque es lo que realmente necesitas saber. Como ya se mencionó anteriormente, tratar su piel con una leve exposición al sol puede ser útil para sanar los brotes de acné existentes. También puede ser una forma efectiva de prevenir futuros brotes de acné y granos, ya que los rayos del sol matan la infección y causan bacterias en la piel.

Sin embargo, por otro lado, la alta exposición al sol puede crear las causas de nuevos brotes de acné. También puede causar hiperpigmentación en la piel y puede inducir los signos de envejecimiento de la piel más rápidamente. Además, la exposición excesiva al sol es una de las principales razones del cáncer de piel. Otro punto a destacar, que aún está bajo debate, es que la exposición excesiva al sol no solo mata la infección que causa las bacterias en la piel, sino también la colonia bacteriana saludable que prolifera en la piel y que es esencial para una buena salud de la piel.

La destrucción de las bacterias buenas en la piel elimina la barrera protectora natural que hace que la piel sea más vulnerable al acné y a otros problemas de la piel.

Sunray es poderoso y si vas a usarlo para tratar tus problemas de piel como el acné, es muy importante que tengas la idea correcta sobre la cantidad de exposición que es buena para tu piel y el límite en el que se vuelve mala. Si no tiene muy claro cuál es el punto de fijación de su piel cuando se trata de la exposición al sol, lo mejor es mantenerse alejado de ella, ya que una mayor exposición puede causar un daño extremo a la piel.

Si planea tratar el acné con la exposición al sol, también debe tener en cuenta que la exposición al sol exacta que puede considerarse leve puede variar mucho de persona a persona, según el tipo de piel y muchos otros factores. Si bien 10 minutos de exposición diaria al sol pueden ser leves para alguien, podría ser suficiente para dañar la piel sensible de otra persona.

Por lo tanto, si su amiga tiene buenos resultados en su condición de acné luego de 10 minutos de exposición diaria al sol, no necesariamente significa que obtendrá los mismos efectos en su piel con el mismo tratamiento. Por el contrario, la misma cantidad de exposición puede ser perjudicial para su tipo de piel o incluso menos efectiva.

¿Cómo tratar el acné de forma segura con los rayos del sol?

Como ya hemos mencionado anteriormente, aunque sunray tiene algunas propiedades curativas para el acné, usarlo de la manera correcta es muy importante, ya que la exposición excesiva puede ser muy perjudicial para la piel. Si está interesado en tomar el tratamiento solar para su acné, lo mejor es comenzar con solo 5 minutos de exposición al sol en días alternos al principio. Además, en lugar de ponerse directamente bajo el sol, usa un tono. Una fina tela de algodón colocada sobre su cara, puede funcionar como un tamiz agradable y efectivo para asegurar que su exposición al sol sea suave.

Siempre comience con la menor cantidad de exposición al sol para obtener sus beneficios y luego puede aumentarlo de días alternos a todos los días de 5 a 15 minutos, dependiendo de cómo se comporte su piel después de los primeros días.

Entonces, ¿puedo omitir la pantalla solar?

Bueno no”. Cuando está tomando una exposición suave al sol para tratar su acné, realmente no necesita ponerse el protector solar, ya que dificultará la penetración de los rayos del sol. Pero cuando sales bajo el sol, realmente no tienes un control adecuado sobre la cantidad de exposición que vas a obtener. Por lo tanto, nunca se pierda la espuma en protector solar cuando salga al sol. Sin embargo, si sufres de acné, asegúrate de elegir un protector solar que no sea muy pesado ni grasoso en la piel y que no provoque demasiado sudor.