Cómo perder peso durante la lactancia

Después de algunas semanas de embarazo, las mujeres comienzan a considerar el hecho de que no están volviendo a su forma anterior, incluso después del parto. Estos son tiempos, cuando quieren dedicarse a ejercicios para poner su cuerpo en orden. La buena noticia es que puede comenzar a practicar mientras amamanta. Esto alternativamente significa que puede comenzar a perder peso antes de completarlo, seis meses después del embarazo. Hay algunas medidas de seguridad que se toman en consideración, porque este es un momento muy delicado para la madre y el niño. Debe asegurarse de comer todo lo que debe, y la pérdida de peso está relacionada principalmente con el ejercicio y no con la dieta.

La primera parte es saber cuál es la hora exacta desde la que puede concentrarse en perder peso. La esencia de alimentar al bebé hace que su proceso de pérdida de peso sea un poco más fácil, porque la grasa energética presente en su cuerpo se destina a la producción de leche. ¡Esto es una cosa que ayuda a su proceso de pérdida de peso! Muchos expertos recomiendan amamantar durante más de 6 meses, y usted debe comprender que puede realizar los procesos de pérdida de peso adecuados después de ese lapso de tiempo solamente.

Perder peso durante el embarazo post natal es lento, pero no es tan difícil. Necesitarías aproximadamente 10 meses para recuperar tu forma deseada. La forma más saludable de hacerlo es elegir gradualmente alimentos saludables que sean bajos en calorías. Por ejemplo, se deben consumir alimentos integrales, ya que son lentos, llenos y útiles. Beba mucha agua y comience ejercicios fáciles.

¿Cómo perder peso durante la lactancia?

  1. Tienes que esperar 2 meses desde la entrega para comenzar el proceso. Estás demasiado débil para comenzar a hacer ejercicio y es tu momento para descansar y cuidar al bebé. ¡Tu cuerpo tomará tiempo para establecer la leche adecuada para el bebé y también necesitas buena comida para ser consumida!
  2. Después de que hayan pasado 2 meses, debería comenzar a obtener alternativas más saludables para comer, pero deberían ser bajas en calorías. Mida 1500 a 1800 calorías que debe consumir en un día. Los estudios han demostrado que la dieta baja en calorías puede poner en riesgo su salud, por lo que debe consultar a su médico porque realiza cambios en la dieta.
  3. Si el médico lo aprobó, recuerde que su ingesta de calorías debería reducirse con el tiempo y no de una vez. No puede dejar caer su suministro de leche, así que no permita que su cuerpo muera de hambre continuamente. Consuma dietas bajas en carbohidratos y dietas líquidas, y pregúntele a su médico qué le recomienda comer.
  4. No puede concentrarse en perder más de 500 gramos por semana. No siga ningún método que le indique que puede perder más que esto, no es saludable para la madre y el bebé.
  5. Asegúrate de consumir mucha agua. Beba un mínimo de 8 onzas antes de amamantar. No consuma productos con cafeína, ya sean refrescos o café. La leche materna es 50% de agua, por lo que debes mantenerte hidratado.
  6. ¡Después de haber comenzado con todas las medidas mencionadas anteriormente, es hora de comenzar con los ejercicios! Ahora vamos a realizar algunos ejercicios que son adecuados para el embarazo post natal:

i) inclinación pélvica

Si ha tenido un parto vaginal, este ejercicio puede realizarse después de una semana de embarazo. Los embarazos en cesárea lo harán esperar por lo menos durante 2 meses. Este ejercicio mejora la fuerza abdominal y la resistencia

  1. Acuéstate sobre tu espalda
  2. Dobla las rodillas y coloca una almohada debajo de las caderas y entre las rodillas.
  3. Mantenga los pies planos y los brazos al costado.
  4. Inhale profundamente y exhale también.
  5. Deje que sus abdominales retrocedan mientras coloca la pelvis ligeramente debajo y aprieta las nalgas.
  6. Mantenga esto por 5 segundos y repita 10 veces.

ii) Puente pélvico

Puede comenzar este ejercicio después de 1 y ½ mes del embarazo. Este ejercicio fortalecerá la parte transversal, la parte inferior de la espalda y las nalgas.

  1. Acuéstese de espaldas y mantenga los pies separados a la altura de las caderas.
  2. Doblar las rodillas e inhalar
  3. Al exhalar, dibuja tus abdominales hacia arriba y hacia adentro hasta la columna vertebral.
  4. Inclina la pelvis hacia arriba, levanta las caderas del suelo y en la posición del puente.
  5. Regrese lentamente a la posición inicial y repita 5 veces.

iii) diapositivas de talón

Este ejercicio también es conocido por fortalecer el transversal. También es compatible con la zona lumbar de la espalda.

  1. Acuéstese sobre su espalda y mantenga las rodillas dobladas.
  2. Pies a la anchura de las caderas y dejar que los abdominales se dibujen.
  3. Flexiona el pie izquierdo
  1. presionando tu curación en el suelo.
  2. Mantenga la pelvis quieta y luego inhale.
  3. A medida que exhales, utiliza los músculos abdominales profundos para empujar la sensación hacia la izquierda lejos del cuerpo.
  4. Mantenga la rodilla ligeramente doblada.
  5. Regrese a la posición inicial.
  6. Alterne lados y haga 5 diapositivas en cada uno.

iv) Pulso de toalla

¡Este es otro ejercicio que fortalecerá tu transversalidad!

  1. Acuéstese de espaldas y doble las rodillas.
  2. Coloque una toalla sobre las espinillas superiores y luego dibuja cada extremo.
  3. Tire de los extremos de la toalla y apriete los muslos.
  4. Inhale profundamente y mientras exhala, extraiga los abdominales y también levante los hombros del piso.
  5. Mantenga, contraiga y libere.
  6. Repita por 10-12 veces.

v) Estiramiento de una sola pierna con toalla

Este ejercicio no puede seguirse antes de 3 y ½ meses después del embarazo. ¡Esto fortalecerá tu transversal, te hará sentir más fuerte y permitirá que tengas un mejor torso!

  1. Acuéstate sobre tu espalda.
  2. Mantenga las rodillas sobre las caderas y la tibia al piso.
  3. Coloque una toalla pequeña en los muslos y luego sostenga los extremos.
  4. Empuja hacia abajo tus muslos para que ganes resistencia.
  5. Levante la cabeza y los hombros, y luego extienda la pierna izquierda mientras exhala.
  6. ¡Cambia las piernas y repite!