Cómo deshacerse de la infección del oído, dolor de oído, dolor de oído con tratamiento en el hogar

El dolor de oído o dolor en el oído no es algo que comúnmente suframos, pero cuando golpea, le hará olvidar todo lo demás. La infección del oído es más común entre los niños, en comparación con los ancianos y puede haber muchas causas detrás de un dolor de oído. Si bien, la infección del oído es una de las causas más comunes de dolor de oído, una cavidad también puede causar dolor de oído. Entonces, es importante que cuando tenga dolor de oído, señale la razón exacta.

Cuando el dolor de oído es causado debido a una infección en el oído, debe tratarse inmediatamente. Hay diferentes partes del oído y la infección en la parte más interna es ciertamente más grave. Sin embargo, las infecciones del oído interno no son muy comunes y si tiene un dolor de oído repentinamente, es muy probable que sea una infección del oído medio que se puede curar incluso sin un antibiótico.

Si tiene dolor de oído, lo mejor es probar algunos tratamientos caseros efectivos, que se espera alivien el dolor en 2-3 días. Si el dolor de oído parece continuar o aumenta en intensidad incluso después de usar los tratamientos caseros durante 2-3 días, consulte a un médico de inmediato.

Causas comunes de dolor de oído

Una de las causas más comunes de dolor de oído es el bloqueo de la trompa de Eustaquio con cera de oreja. Si hay exceso de cera en el oído, puede bloquear el paso de los fluidos internos para salir, causando una inflamación y dolor. La infección de virus o bacterias en el oído es la otra causa común de dolor de oído. A menudo, la bacteria o el virus ingresa al oído con aire y prolifera en la cera del oído, causando una infección.

Las bacterias y el virus también pueden llegar a su oído a través de las manos sucias o hisopos de algodón antihigiénicos que podría estar utilizando para limpiar la oreja. Entonces, antes de poner algo en su oído, asegúrese de que esté esterilizado y limpio. La infección del oído también puede ocurrir debido a la entrada de agua en el oído que luego infecta la cera del oído. Las infecciones de oído a menudo desaparecen por sí mismas en uno o dos días si la inmunidad de su cuerpo es buena y, por lo tanto, los tratamientos para reducir el dolor en sí pueden ser eficaces.

Estos son algunos de los tratamientos caseros más comunes para la infección del oído y el dolor de oído.

Compresa de sal de roca caliente para reducir el dolor de oído

La compresa de sal de roca caliente puede ser más efectiva para reducir el dolor de oído inmediatamente. Es un tratamiento casero fácil y antiguo que parece funcionar siempre, a menos que tenga una infección importante en el oído que necesite medicamentos para el tratamiento. Envuelva un trozo de sal de roca en un paño de algodón limpio y calentarlo en una sartén. Aplique la sal de roca caliente cubierta en la tela sobre la base de la oreja. Continúe comprimiendo durante 10 minutos o hasta que el dolor disminuya, pero asegúrese de que la temperatura de la compresa esté dentro del rango cómodo y no esté muy caliente que pueda quemar la piel. Puede repetir este tratamiento muchas veces en un día.

Aceite de mostaza caliente para tratar el dolor de oído

Se cree que el aceite de mostaza tiene algunas propiedades antibacterianas y el aceite de mostaza caliente se ha utilizado en la India como un excelente tratamiento para el dolor de oídos durante siglos. Caliente un poco de aceite de mostaza en una sartén de hierro y tómelo en un recipiente más pequeño. Primero asegúrate de que la temperatura del aceite esté en el rango cómodo y luego pon en 2-3 gotas de este aceite tibio en tu oreja con un gotero. Asegúrese de no poner mucho o no hacerlo rápidamente. El aceite tibio alivia el dolor y también afloja la cera que luego puede eliminarse fácilmente con un bastoncillo de algodón. Puede tomar este tratamiento 2 veces al día durante 2-3 días para obtener resultados.

Aceite de árbol de té para revivir el dolor de oído

El aceite de árbol de té es conocido por sus potentes propiedades antibacterianas y antimicrobianas, por lo que si el dolor de oído se debe a una infección, el aceite de árbol de té puede ser un tratamiento eficaz para él. Agregue 2-3 gotas de aceite de árbol de té en 5-8 gotas de aceite de oliva. Mezcle bien los dos. Remoje un hisopo de algodón nuevo en esta mezcla de aceite y aplique el aceite en la sección del oído medio con el hisopo en una mano lenta y firme. No coloque el hisopo al extremo, ya que puede dañar el tímpano. Puede repetir este tratamiento una vez al día durante 2 días, pero si no alivia el dolor, consulte a un médico.

Aceite de ajo para el tratamiento del dolor de oído

El aceite de ajo puede ser el otro remedio casero efectivo para tratar el dolor de oído rápidamente. Si su dolor de oído ha sido causado debido a una infección o acumulación de más cera, en ambos casos, este remedio puede ser eficaz. Puede preparar aceite de ajo en casa hirviendo 2 dientes de ajo rotos con 1 cucharada de aceite de oliva. Finalmente, exprima los dientes de ajo restantes y vierta 2-3 gotas del aceite en la oreja con un cuentagotas una vez que la temperatura del aceite esté todavía caliente pero sea cómoda.

Extracto de hoja de albahaca para dolor de oído

El extracto de hoja de albahaca también puede ser muy eficaz para tratar infecciones leves del oído de forma natural. Para usar el extracto de hoja de albahaca, recolecta algunas hojas de albahaca fresca, aplastalas y recoge el extracto. Remoje un auricular fresco en este extracto de hoja y use el hisopo para limpiar las paredes internas de la oreja. Asegúrese de no colocar el hisopo mucho más profundo que pueda dañar el tímpano.

Extracto de hoja de mango para tratar el dolor de oído

Este es otro remedio indio antiguo para el dolor de oído que puede proporcionarle un alivio rápido para el dolor de oído y también ayudará a curar la infección. Recoge 3-4 hojas de mango suaves, frescas y verdes que acaban de desprenderse. Destroza las hojas y extrae el jugo. Calentar este extracto en una sartén durante 1 minuto y cuando el extracto aún esté tibio pero no caliente ponga de tres a cuatro gotas del extracto en la oreja infectada con un gotero. Puede repetir este tratamiento 2-3 veces en un día y aliviará el dolor rápidamente.