Dieta saludable para un embarazo saludable

Siempre es importante llevar una dieta saludable en el día a día y más cuando está embarazada. Durante el embarazo, los requerimientos de nutrientes en el cuerpo aumentan de forma natural y, por lo tanto, si has seguido una dieta poco saludable hasta el momento, este es el momento en que debes llevar tu dieta a la forma y estructura adecuadas para ti y también para tu bebé. Una dieta inadecuada durante el embarazo puede provocar complicaciones importantes en el embarazo y también problemas de salud para su hijo. Por lo tanto, este es un momento en el que simplemente no puede pasar el día comiendo nada, sino que debe mantener una rutina de dieta adecuada para asegurarse de que su cuerpo obtenga todos los nutrientes que necesita durante este tiempo en la cantidad adecuada.

Sin embargo, seguir una dieta saludable no significa comer mucho. Significa comer todo lo que satisface las necesidades de su cuerpo y su cuerpo no está bajo una condición de hambre o estrés que puede tener un impacto negativo directo en la salud del bebé. Aumentar la ingesta total de calorías no te ayudará de ninguna manera, a menos que esa caloría vaya acompañada de los nutrientes adecuados. Por lo tanto, planifique su dieta diaria de manera que incluya suficientes nutrientes que su cuerpo necesita.

Además de los hidratos de carbono y las proteínas habituales que su cuerpo necesita para producir energía, durante el embarazo aumenta la necesidad de vitaminas y minerales particulares en el cuerpo, ya que también se utilizan para proporcionar nutrición al feto en crecimiento. Entonces, si ya mantiene una dieta saludable, es posible que no necesite cambiar nada en su plan de dieta durante los primeros dos semestres de embarazo, a menos que su médico le indique lo contrario; pero en caso de que tenga una rutina de dieta poco saludable, es un requisito previo para el embarazo seguir una dieta adecuada, ya que su cuerpo necesita estar listo para albergar y alimentar al bebé.

Según las últimas investigaciones, una mujer normal promedio podría no necesitar calorías adicionales en su dieta en los primeros seis meses del embarazo. En esta etapa, el cuerpo se vuelve más eficiente para extraer los nutrientes del alimento diario que toma la madre embarazada y, por lo tanto, el mismo alimento puede satisfacer las necesidades nutricionales tanto de la madre como del niño. Una mujer embarazada necesitará alrededor de 200 calorías adicionales todos los días durante el tercer semestre de su embarazo y comúnmente los médicos sugieren tomar alrededor de 300 calorías adicionales al día durante este tiempo. Sin embargo, en casos particulares, la necesidad de ingesta de calorías puede variar y es importante que usted decida su ingesta total de calorías diarias durante las diferentes etapas del embarazo de acuerdo con las sugerencias de su médico.

Para garantizar una dieta saludable que sea perfecta para una mujer embarazada, incluya lo siguiente en su dieta en cantidad suficiente,

Carbohidrato

Los hidratos de carbono funcionan como un elemento fundamental en nuestro cuerpo y debe incluir una cantidad suficiente de carbohidratos en su dieta diaria para obtener la cantidad de calorías que necesita. Los carbohidratos simples presentes en el arroz, el trigo, los cereales y la papa pueden satisfacer sus necesidades diarias de dieta cuando se toman en la cantidad correcta. Establezca la cantidad de carbohidratos en su dieta después de hablar con su médico.

Proteína

El trabajo de proteínas como la principal fuente de energía en el cuerpo y, por lo tanto, incluye la cantidad suficiente de proteínas en su dieta durante el embarazo es más que importante. Los peces y las aves de corral, incluidos el pollo y los huevos, son ricos en proteínas, pero si tiene problemas con la digestión, pegarse a la preparación ligera de pescado y guiso de pollo puede ser una gran idea. Sin embargo, al tomar las fuentes de proteína animal, asegúrese siempre de que la comida esté bien cocida. Los pulsos también son una fuente rica en proteínas y incluirlos en la dieta de una mujer embarazada siempre es una buena idea.

Grasa

Tenemos en mente esta idea incorporada de que la grasa siempre es mala, pero en realidad la grasa es una de las cosas más ricas que un cuerpo vivo puede producir. Para una dieta equilibrada, es necesaria la cantidad adecuada de grasas buenas en la dieta. Los alimentos como la mantequilla, el queso y el ghee tienen un alto contenido de grasas saturadas que nunca son una opción saludable, por lo tanto, opte por los aceites vegetales y los aceites de salvado de arroz para que su dieta sea realmente saludable. El aceite de oliva también puede ser una fuente de grasas saludables para la salud durante el embarazo.

Vitaminas y minerales

Habiendo dicho sobre los principales nutrientes que una mujer embarazada necesita incluir en su dieta para hacerlo realmente saludable, ahora nos enfocaremos en las vitaminas y minerales que ella necesita durante esta etapa para asegurar un embarazo saludable.

Un montón de vitaminas y minerales se necesitan en nuestro cuerpo para un funcionamiento sin problemas. En el cuerpo, estos elementos generalmente se necesitan en menor cantidad, pero en caso de que haya incluso una escasez mínima de cualquiera de estos elementos, el mecanismo total del cuerpo puede perder su equilibrio de repente. Por lo tanto, es imprescindible garantizar la presencia de vitaminas y minerales adecuados en la dieta de una mujer embarazada. La mejor fuente de vitaminas y minerales son las verduras y frutas. Por lo tanto, inclúyalos en mayor cantidad en su dieta habitual.

Ácido fólico y hierro

El ácido fólico y el hierro estos dos elementos juegan un papel importante en el embarazo. La escasez de cualquiera de estos dos elementos en el cuerpo de una mujer embarazada o incluso pregesta puede dar lugar a complicaciones graves en el feto y también en la madre. Para las mujeres embarazadas, asegurarse de que su dieta diaria incluya suficiente cantidad de ácido fólico y hierro es vital para garantizar un embarazo saludable. Muchos de los vegetales de hoja verde son ricos en ácido fólico y hierro, y los frijoles y las lentejas se consideran como algunas de las mejores fuentes naturales de estos elementos. Entonces, incluya cada ácido fólico y alimentos ricos en hierro en su dieta.

Calcio

Además del hierro y el ácido fólico, el calcio también desempeña un papel vital en la fabricación de los huesos del bebé y, por lo tanto, la ingesta de alimentos ricos en calcio también es importante. Hay fuentes tanto animales como vegetales de calcio y vitamina D3. Puede incluir leche de vaca pasteurizada, huevos, leche de soja y frijoles en su dieta en cantidad suficiente para obtener el calcio adecuado.

Vitamina C y Vitamina A

Una mujer embarazada necesita 70 g de vitamina C todos los días y puede obtener eso al incluir frutas y verduras como naranjas, fresas, uvas, tomate, papaya, coliflor y brócoli en su dieta diaria. Para asegurarse de que su cuerpo obtenga suficiente vitamina A, consuma vegetales como zanahorias, nabos, remolacha, espinaca y calabaza.

Yodo

El otro mineral que juega un papel importante en el desarrollo y el bienestar del cerebro y el sistema nervioso del feto es el yodo. Durante el embarazo necesita 250 mg de yodo por día. Los productos lácteos, como la leche, el yogur, el requesón y los pescados como el bacalao, el salmón y el camarón, son buenas fuentes de yodo en la dieta.

Fibra dietética

Esta es la otra cosa que una mujer embarazada necesita incluir en su dieta para garantizar un embarazo saludable. Las fibras dietéticas no juegan ningún papel directo en el crecimiento del feto; ayuda a la madre embarazada a una mejor digestión y una mejor absorción de los nutrientes de la comida. Incluir la cantidad adecuada de fibra dietética en su dieta diaria puede garantizar una mejor salud digestiva, que puede ser muy útil para que la madre disfrute de un embarazo saludable. Las verduras y frutas de hoja verde están llenas de fibras dietéticas.

Agua y liquidos

Durante todo el embarazo, es esencial mantener el cuerpo completamente hidratado. A menudo nos perdemos agua y líquidos de incluir en la dieta del embarazo, pero en realidad juegan un papel no menos importante que cualquier otro alimento. Por lo tanto, beba agua y otros líquidos, como jugos de fruta, jugos de vegetales, leche hervida durante todo el día en menor cantidad y en intervalos más pequeños para mantenerse completamente hidratado.

Entonces, ahora que sabes lo que debes incluir en tu dieta para un embarazo saludable, centrémonos en lo que no debes incluir en tu dieta por lo mismo o lo que debes descartar de tu dieta para disfrutar de un embarazo saludable.

Bebidas alcohólicas

El consumo de alcohol durante el embarazo puede provocar defectos físicos o mentales en el feto no nacido. Además de eso, el alcohol deshidrata el cuerpo y puede provocar muchas complicaciones digestivas en la madre embarazada. Por lo tanto, es un no estricto durante el embarazo.

Bebidas con cafeína

Las bebidas que contienen cafeína no son saludables para el embarazo. Se ha descubierto que beber más de 200 mg de cafeína al día aumenta el riesgo de bajo peso al nacer y aborto espontáneo. Por lo tanto, si no puede detener su ingesta diaria de cafeína, simplemente restrinja a una o dos tazas al día e intente omitir por completo en días intermedios.

Alimentos con calorías gratis

Hay una cantidad de comida chatarra que sabemos que solo proporciona calorías pero no nutrientes para el cuerpo. Las bebidas frías, las papas fritas y las comidas rápidas son algunos de los ejemplos más comunes de este tipo. Por lo tanto, restrinja la cantidad de estos alimentos en su dieta.