Consejos para la recuperación posparto

La etapa posparto es realmente crucial para cada nueva madre. Durante este período, el cuerpo necesita más descanso y cuidado para sanar de sus heridas, mientras que su recién nacido podría necesitar su atención 24×7. El equilibrio entre los dos puede ser realmente desafiante para cualquiera. Si bien es vital tomar la mejor atención para su recién nacido, también debe cuidarse por sí mismo, ya que es posible que deba volver a su vida anterior en el menor tiempo posible. Entonces, aquí hay algunos consejos vitales que realmente pueden ayudarlo en el proceso de recuperación posparto. Siga leyendo e intente seguir estos consejos para que pueda cuidar de usted y de su bebé de la manera correcta.

No dude en pedir ayuda

Este es el primero y más importante consejo de todos. Después de la entrega, necesita descansar lo suficiente y debe haber alguien más que cuide a su recién nacido al menos durante las 8 horas del día en que debe dormir profundamente. Hazlo, no dudes en pedir ayuda. Si no puede obtener ayuda de un pariente o un amigo, contrate a una persona profesional para que cuide al niño, mientras ella está siendo supervisada por alguien cercano a usted.

Organice su tiempo de sueño de acuerdo con el tiempo de sueño de su bebé

Esto puede ser muy útil para atrapar el descanso tan necesario, que es vital para la recuperación posparto rápida. Si planea dormir solo durante la noche, cuando su bebé esté despierto, las cosas seguramente serán difíciles para usted. Cambie su propia rutina de acuerdo con la rutina de su recién nacido y duerma la siesta mientras duerme su bebé, sin mirar el reloj.

Tenga su propio espacio para dormir y descansar

El momento justo después del parto puede parecer un momento festivo para los otros miembros de la familia, pero no es lo mismo para la madre que acaba de dar a luz. Por lo tanto, no importa lo que esté sucediendo en su hogar y cuántos invitados hayan llegado para desearle al niño, conviene tener su propio espacio donde pueda tomar una siesta, relajarse o simplemente pasar un tiempo inactivo sin que lo molesten. Por cualquiera. Realmente necesita su espacio para garantizar una recuperación mejor y más rápida después del parto.

Conoce tu cuerpo

Si tuvo una cesárea, debe entender que ha pasado por una cirugía mayor y que también debe hacerse cargo de la herida. Lo mejor es que le eche un vistazo a la herida con la ayuda de un espejo tan pronto como regrese a casa desde el hospital. Esto le ayudará a tener una idea general sobre el estado de la herida y, en caso de que sienta que el área está sensible o hinchada, puede contactar inmediatamente a su médico para que lo ayude. Tenga en cuenta que una ayuda médica inmediata puede curar el problema incluso antes de que tome la forma completa y la asistencia médica retrasada suele ser la causa de la agravación de la afección.

Mantenga su entorno limpio

Este es un consejo postparto muy importante que debe tener en cuenta cada nueva madre, especialmente las que tuvieron una cesárea. Un entorno limpio e higiénico es vital no solo para garantizar la mejor salud del bebé sino también para garantizar que no se infecte con la puntada. Asegúrese de que alguien esté allí para mantener su habitación y el baño completamente limpios. Use desinfectantes en la ropa y también limite el número de visitantes en su habitación. Establezca una regla de que nadie debe entrar a su habitación con los zapatos puestos. Un entorno limpio e higiénico puede garantizarle una recuperación rápida.

Siga las instrucciones de su ginecólogo religiosamente

Después del parto, cuando su principal preocupación sea la recuperación rápida, es muy importante tener en cuenta todas las instrucciones que su ginecólogo debe haberle dado durante su liberación del hospital. Siga cada una de sus palabras e instrucciones religiosamente para cuidar su cuerpo. En caso de que algo parezca no dar el resultado esperado, no espere a que desaparezca por sí solo, consulte a su ginecólogo inmediatamente.

Cuide sus necesidades nutricionales

Lo que come después del parto tiene un papel muy importante que desempeñar en su recuperación posparto. Por lo tanto, no descuides tus necesidades nutricionales de todos modos. Optar por una dieta rica o comida picante no es ciertamente ideal para esta etapa, ya que puede causar un problema adicional con el movimiento de la taza. Debe optar por una dieta equilibrada y nutritiva que sea baja en aceite pero alta en vitaminas y minerales. Los diferentes tipos de frutas, incluidas las frutas secas como la almendra, el pistacho, el anacardo y las dátiles, pueden ser ideales para incluir en su dieta durante este tiempo. Incluya más vegetales de hoja verde en su dieta junto con proteínas y carbohidratos. Coma tan a menudo como sienta hambre, incluso si en pequeñas porciones. Además, no suspenda los suplementos vitamínicos que podría estar tomando antes del parto, a menos que su médico le haya sugerido lo contrario.

Bebe mucha y mucha agua

Una cosa que realmente necesita hacer en exceso para garantizar una recuperación posparto rápida es beber agua. La deshidratación es lo último que desearía tener durante la recuperación posparto y, por lo tanto, beber suficiente agua en pequeños intervalos es muy vital. Beber más agua ayudará a su cuerpo a funcionar sin problemas y también puede eliminar todas las toxinas de su cuerpo. Por lo tanto, no te pierdas de beber suficiente agua durante todo el día. Esta simple cosa en realidad puede asegurar una mejor curación posparto.

Tómese su tiempo para relajarse

Relajar no solo tu cuerpo sino también tu mente es realmente importante para una curación rápida después del parto. Tómese un descanso de todas las responsabilidades y simplemente relájese por su cuenta. No necesita visitar un centro comercial para relajarse; simplemente puede reproducir la música de su elección o ver una película que le encanta o leer su libro favorito que no ha leído en bastante tiempo para relajarse por completo. Si jugar un juego de computadora puede ayudarte a relajarte, déjate llevar por eso. Darle tiempo a su pasatiempo también puede ser una excelente manera de relajarse.

Practica la meditación

La meditación puede ser la mejor manera de sanar tu mente y cuerpo rápidamente. Ayuda a relajar los sentidos infundiendo nueva energía de vida en ti. Por lo tanto, si se siente realmente cansado, lo cual es bastante habitual en las madres primerizas, dedique un tiempo a la meditación y seguramente se sentirá mejor en cuestión de minutos. Si no lo has practicado antes, intenta aprenderlo y seguramente te ayudará mucho a superar esta desafiante fase de la vida y también a sanar rápidamente.

Cuida tus emociones

Inmediatamente después del parto, la inestabilidad emocional no es muy infrecuente. Ser padres de un recién nacido es realmente difícil, particularmente cuando su propio cuerpo y emociones no están en su punto máximo. Darle a alguien más prioridad que la tuya puede ser un concepto problemático para acomodar, pero seguramente se irá hundiendo lentamente con el tiempo. Simplemente no te fuerces. Después del parto, los niveles hormonales en el cuerpo a menudo varían drásticamente y esa es la razón principal de todas las inestabilidades emocionales que siente durante este tiempo. Entonces, la mejor manera de lidiar con sus emociones cambiantes es hablar de sus preocupaciones y pensamientos con alguien que es realmente cercano. Puede hablar con su mejor amigo, su madre o su esposo, quien puede compartir sus sentimientos y puede hacer que se sienta más estable emocionalmente.

Sé feliz, las cosas cambiarán pronto para mejor

Este es un punto que debes tener en cuenta. Si bien las cosas pueden parecer realmente difíciles durante la recuperación posparto, en realidad podría no ser del todo malo. La fase es temporal y dentro de un mes comenzarás a sentir tu ser original de nuevo, tan pronto como tu cuerpo se recupere y tus hormonas vuelvan a sus niveles normales. Por lo tanto, no tome las cosas, especialmente sus emociones muy en serio durante este tiempo. Déjalos fluir en la superficie y desaparecerán con el tiempo. Trate de mantenerse feliz y hacer cosas que lo hagan feliz. Mantenerse feliz realmente puede acelerar el proceso de recuperación.