Los mejores beneficios para la salud del maíz / maíz

Los callos son bastante comunes en nuestra cadena alimenticia. Estos granos están disponibles en diferentes variedades, gustos y tienen múltiples usos. Sin embargo, en cualquier forma o color, son altamente nutritivos para el cuerpo y funcionan como un buen suministro de energía. El maíz o el maíz también se usa para hacer harina que se puede consumir como chapatis o en otras preparaciones, ofreciendo más variaciones en el sabor. El maíz tiene un alto valor nutricional y empaca una buena cantidad de vitaminas y minerales junto con otros nutrientes vitales como carbohidratos, proteínas y grasas buenas. Este artículo ilustrará los mejores beneficios para la salud de los callos en general,

Beneficios para la salud del maíz

El maíz puede nutrir el cuerpo

El maíz es rico en calorías y se consume como alimento básico en muchas partes del mundo. Por 100 g de maíz puede suministrar hasta 342 calorías llenando una buena cantidad de la cuota normal de calorías del cuerpo. Entonces, para las personas que realizan ejercicios físicos pesados ​​o se esfuerzan, el maíz puede suministrar la cantidad requerida de calorías junto con muchos otros nutrientes para garantizar la mejor salud.

El maíz ayuda a la digestión

La digestión adecuada de los alimentos es vital para el buen funcionamiento del cuerpo y el maíz que es alto en contenido de fibra natural ayuda en el proceso de la digestión. La gran cantidad de fibra insoluble presente en el maíz ayuda a curar problemas como el estreñimiento e incluso puede ser efectiva para reducir las posibilidades de hemorroides. Como el maíz ayuda a la correcta formación del intestino y la evacuación intestinal, también reduce el riesgo de cáncer de colon.

El maíz promueve una mejor salud del corazón

El aceite de cáscara de maíz ayuda a reducir el colesterol LDL presente en el plasma sanguíneo al reducir su absorción por el cuerpo. La reducción del colesterol LDL en el cuerpo reduce el riesgo de enfermedades cardíacas. El maíz contiene fitoquímicos fenólicos que son efectivos para controlar la presión arterial y, por lo tanto, promueven una mejor salud cardiovascular general.

El maíz es efectivo para controlar la diabetes

Se sugiere maíz en lugar de arroz o trigo para los pacientes que padecen diabetes, particularmente debido a su capacidad para controlar la diabetes no insulinodependiente, la diabetes mellitus. Los fitoquímicos presentes en el maíz también pueden controlar la liberación y la absorción de insulina en el cuerpo, lo que puede ser muy eficaz para garantizar un nivel adecuado de insulina en la sangre de los pacientes con azúcar.

Maíz para combatir el cáncer

El maíz es una rica fuente de antioxidantes y, lo más sorprendente, en variedades de maíz como el maíz dulce, la cantidad de antioxidantes aumenta con la cocción. El ácido ferúlico presente en el maíz es un conocido agente anticancerígeno y puede ser eficaz para combatir el cáncer de mama. Además del ácido ferúlico, el maíz también contiene un montón de antioxidantes que ofrecen protección contra diferentes tipos de cáncer.

Maíz: una rica fuente de vitaminas B

El tipo y la cantidad de vitaminas presentes en el maíz varían ampliamente según su tipo. El tipo más común de callos, el maíz dulce contiene vitaminas como el ácido pantoténico, la niacina y la vitamina B6, que son vitales para el buen funcionamiento del cuerpo. Por lo tanto, permitirse los alimentos a base de maíz puede darle una buena dosis de las vitaminas B necesarias.

El maíz es un alimento ideal para el embarazo

El maíz es una buena fuente de folato y también ofrece hierro, los cuales son vitales para un embarazo saludable. Además de eso, el maíz también ofrece todos los minerales vitales como el potasio, el zinc, el fósforo, el magnesio y el cobre, que pueden garantizar el crecimiento adecuado del feto y la mejor salud de la madre. Como el maíz ayuda a reducir el estreñimiento promoviendo la defecación normal, es una opción saludable para las mujeres embarazadas.

El maíz podría ofrecer protección contra el VIH

Se ha encontrado que el maíz contiene un compuesto potencial anti-VIH llamado GNAmaize que es un tipo de Lectin. Estos son un tipo especial de proteínas que pueden ayudar a inhibir la actividad del virus VIH. Sin embargo, se necesita más investigación sobre esto para llegar a una relación directa entre los dos. En general, se cree que el consumo regular de maíz en cantidades adecuadas podría reducir el riesgo de infección por VIH.

Obtenga amplios beneficios antioxidantes de los callos

Las diferentes variedades de callos contienen diferentes tipos de antioxidantes en diferentes cantidades. Sin embargo, con mayor frecuencia puede encontrar fitonutrientes como antocianinas, ácido cafeico, lutina, ácido vanílico y zeaxantina en más o menos todas las variedades de maíz. Estos antioxidantes pueden reducir la tasa de apoptosis celular en el cuerpo, promoviendo la juventud y la energía.

Maíz para una mejor salud ocular

La luteína y la zeaxantina presentes en el maíz pueden ser muy eficaces para prevenir la degeneración macular y la formación de cataratas que se consideran la causa más común de ceguera en la actualidad. Por lo tanto, la ingesta regular de maíz en cantidad adecuada puede ser muy útil para promover una mejor salud visual y la vista.

Maíz para una mejor piel y pelos

Los callos contienen una cantidad decente de ácidos grasos Omega-3 y Omega-6, los cuales son altamente efectivos para mantener la mejor salud de la piel y el cabello. Los callos también son ricos en una serie de antioxidantes que ofrecen grandes beneficios de belleza. El maíz ofrece hierro que puede ser útil para una mejor salud del cuero cabelludo y un crecimiento rápido del vello.