¿Cómo ayudan las semillas de calabaza a nuestra salud y belleza?

Las semillas de calabaza ayudan a rescatar problemas de barriga, mejora el nivel de inmunidad, problemas de piel y cabello. Las semillas de calabaza se usan para tratar problemas de orina, próstata y tenia. Estos son ricos en minerales como zinc, cobre, manganeso, magnesio y fósforo. Las semillas de calabaza son ricas en antioxidantes que proporcionan vitamina E y A. También contiene vitaminas esenciales como vitamina K y B. Las semillas de calabaza son nutricionales que benefician el cabello, la piel y la fisiología debido a las dosis adecuadas de sodio y potasio.

Beneficios para la salud de las semillas de calabaza

Colesterol bajo

Las semillas de calabaza son ricas en fitoesteroles que se encuentran en grandes cantidades. Ayuda a controlar el colesterol, consume diariamente semillas de calabaza tostadas o germinadas o crudas. Las semillas de calabaza son las mejores fuentes de fitosteroles en la familia de semillas y nueces. Lipidología, los fitoesteroles ayudan a reducir los niveles de colesterol LDL y ayudan a reducir el riesgo de enfermedades coronarias.

Previene las piedras de la vejiga

Las semillas de calabaza luchan contra las piedras de la vejiga. Consuma un puñado de semillas de calabaza crudas, germinadas o tostadas todos los días. La suplementación de semillas de calabaza en niños de 2 a 7 años de edad presenció una disminución en la ocurrencia de cristales de oxalato de calcio, debido a su alto contenido de fósforo. Las semillas de calabaza tienen compuestos que reducen los niveles de sustancias que crean cálculos renales y al mismo tiempo aumentan los compuestos que inhiben la formación de cálculos renales. Consumir de 5 a 10 gramos de semillas de calabaza al día ayuda a prevenir cálculos renales.

Minerales y fibras aumentan la fuerza ósea

Son uno de los super alimentos ricos en proteínas, vitaminas, fibras dietéticas, minerales y grasas buenas. Estos son muy útiles para su cuerpo y la salud para traer la elasticidad de la piel y evitar el riesgo de diversas enfermedades. Estas son buenas fuentes de magnesio, zinc, vitamina K y muchos otros nutrientes para aumentar los huesos que ayudan a reducir el riesgo de osteoporosis. Con la edad, muchas mujeres y hombres se vuelven susceptibles a la salud ósea en declive. Ayuda a descubrir que el aumento de la densidad ósea es otra área donde las semillas de calabaza funcionan. Disfrute de un puñado de semillas de calabaza crudas y germinadas todos los días. El calcio no es el único nutriente para construir huesos saludables. Hay muchas otras vitaminas y minerales que son necesarios para mejorar la densidad mineral ósea.

Beneficios de belleza de las semillas de calabaza

Mantiene tu piel húmeda

Las semillas de calabaza tienen algunos ácidos grasos esenciales que pueden restaurar la humedad de la piel manteniendo la producción de sebo. Aplique pasta de semillas de calabaza en su piel o inclúyalas en su dieta para eliminar las líneas finas prematuras, las espinillas y el acné. Tome 1 taza de semillas de calabaza, 1 cucharada de mantequilla, 1 huevo batido. Muela finamente las semillas de calabaza y mezcle con una cucharada de mantequilla derretida. Batir un huevo y mezclarlos en la mezcla. Mézclalos bien y aplica esta pasta sobre tu piel. Déjalo por 10 a 15 minutos. Enjuague con agua fría.

Lucha contra el acné

Las semillas de calabaza son ricas en zinc y minerales que poseen propiedades antiinflamatorias, que pueden reducir el enrojecimiento y las cicatrices causadas por el acné. Toma las semillas de calabaza y la leche. Mezcle las semillas de calabaza finamente molidas con leche y bébala todos los días.

Previene el envejecimiento prematuro

Una preocupación común que hace que las personas dependan de costosos tratamientos cosméticos es el envejecimiento prematuro. Come un puñado de semillas de calabaza. Los dañinos rayos UV del sol junto con otros factores del estilo de vida causan daño oxidativo. Produce envejecimiento prematuro de la piel, aumenta la aparición de arrugas y pigmentación. Las semillas de calabaza son antioxidantes; vitamina E y A que combaten la formación de radicales libres y ayudan a reducir la incidencia del envejecimiento prematuro.

Lucha contra el cáncer de piel

El cáncer de piel se debe a la gran cantidad de exposición solar. Las semillas de calabaza reducen el riesgo de cáncer de piel. Disfrute comiendo un puñado de semillas de calabaza crudas y germinadas que luchan contra el inmunosupresor debido a la presencia de suplementos de omega-3.

recimiento del cabello

Las semillas de calabaza ayudan a reducir la caída del cabello. Disfrute comiendo un puñado de semillas de calabaza crudas o germinadas. O aplique aceite de semilla de calabaza a su cabello y cuero cabelludo. Masajee con ese aceite y déjelo durante la noche. Lávelo por la mañana con un champú suave.

Previene la caspa

Las semillas de calabaza son ricas en zinc y contienen un ingrediente activo que se usa en muchos champús anticaspa. Aguante la aspereza de estos limpiadores químicos para el cabello, si incluye semillas de calabaza en su dieta diaria. Disfrute de un puñado de semillas de calabaza crudas o germinadas todos los días. O masajee con aceite de semilla de calabaza en su cabello o cuero cabelludo. Déjelo durante la noche y lávelo al día siguiente con un champú suave.