5 maneras de fortalecer su hígado

El hígado es considerado como una de las partes esenciales de nuestro cuerpo. Según las antiguas creencias chinas, “si un médico sabe cómo armonizar el hígado, entonces puede tratar cualquier enfermedad”. El hígado es el órgano más trabajador del cuerpo, ya que es vital para transformar los alimentos en energía. El hígado también se considera como el órgano multitarea, ya que su función es dividir los nutrientes disponibles en los alimentos a medida que llegan al sistema digestivo y luego extenderlos en todas las partes del cuerpo en igual cantidad a través del torrente sanguíneo y eliminar las impurezas de ellos. Los practicantes antiguos creían que el hígado es lo principal que debe tratarse en un paciente antes de pasar a otros órganos.

Si el hígado no está funcionando como debería, entonces podemos terminar con incomodidad y distensión en nuestro sistema digestivo. El funcionamiento incorrecto del hígado puede provocar daños en nuestro sistema digestivo y en otras partes de nuestro cuerpo. El hígado controla y equilibra la tasa de metabolismo en nuestro cuerpo. También ayuda a equilibrar las hormonas, purificando nuestra sangre, mejorando la digestión, mejorando la circulación sanguínea y limpiando nuestra piel desde adentro. Si experimenta algún tipo de hinchazón, fatiga, desequilibrio hormonal y estreñimiento, entonces debe comenzar a trabajar inmediatamente en el funcionamiento de su hígado. Mejore el funcionamiento de su hígado eliminando toxinas y otras impurezas.

Coma una dieta antiinflamatoria

Consume tanta fibra como puedas. Evita el azúcar y las toxinas para mantener tu hígado saludable. Se recomienda consumir una gran cantidad de fibra y antioxidantes para curar el daño hepático y limpiarlo. Como el trabajo del hígado es eliminar las toxinas creadas tanto dentro como fuera del cuerpo, se considera como un mecanismo de desintoxicación. Cuando el hígado no elimina las toxinas dañinas, el sistema inmune se activa con la amenaza de aumento de los niveles de toxinas en el cuerpo. Esto resulta en autoinmune e inflamación. Además, puede experimentar síndrome del intestino permeable, alergias a los alimentos y sensibilidad.

Cualquier alimento cargado con contenido azucarado, como refrigerios azucarados, bebidas endulzadas y granos refinados, ejerce una presión excesiva sobre el hígado. Cuando consume demasiada cantidad de sustancias azucaradas, se vuelve difícil para el hígado transformarla en glucosa. Debido a esto, el nivel de azúcar aumenta y las hormonas insulínicas intentan almacenar glucógenos en el hígado. Por otro lado, el hígado trata de equilibrar los niveles de carbohidratos y para ello libera los glucógenos en la sangre para que la energía se restablezca en su cuerpo. Alimentos procesados ​​como carnes, aceites vegetales refinados, aceites hidrogenados y edulcorantes artificiales son lo suficientemente dañinos como para dañar el hígado.

Para mantener la salud del hígado equilibrada, coma alimentos saludables y mucho líquido. Los alimentos orgánicos (sustancias no refinadas), verduras frescas, grasas y frutas saludables son las cosas que debe apuntar para tener un hígado saludable. Cuando se trata del consumo de proteínas, elija huevos libres de jaula, alimentos marinos frescos y carne alimentada con pasto. Ayuda a su hígado a digerir los alimentos consumidos adecuadamente sin poner mucho esfuerzo. Existen múltiples esquemas de dieta de desintoxicación que pueden prometer entregar dichas cosas, pero a menudo no lo hacen. No puede depender de cosas tales como las relacionadas con la salud de su hígado. Comience con un alto contenido de antioxidantes, alimentos orgánicos saludables. Elimine las toxinas y productos de desecho en su cuerpo. Elimine los contaminantes de su programa diario y obtenga una dieta fresca y saludable lo antes posible.

Adecuadamente prepara tu comida

Es muy importante cuidar algunas cosas mientras prepara su propia comida. Para reducir o eliminar los antinutrientes, las toxinas y los carcinógenos que causan daño severo a su hígado. Al igual que las toxinas, los antinutrientes son del mismo tipo. Estos se encuentran en granos, nueces, semillas y frijoles. Estos antinutrientes son muy útiles para las plantas, ya que las protegen contra los insectos y la podredumbre, pero causan suficiente daño al hígado al digerirlas. Disminuye el rendimiento del hígado al reducir la capacidad de absorber nutrientes y proteínas. El hígado tiene que sufrir los efectos de los antinutrientes que se consumen junto con los alimentos que no se lavan adecuadamente y los alimentos no cocidos.

Para evitar tales circunstancias, siempre remoje los granos, legumbres, nueces, etc. antes de consumirlos. Evite el consumo de toxinas evitando los alimentos demasiado cocinados y los alimentos almacenados en recipientes cargados químicamente. Mientras cocina productos cárnicos, siempre prefiera un procedimiento bajo y lento para cocinar los alimentos. El uso de ollas con revestimiento químico para cocinar carnes también puede conducir a la producción de exceso de toxinas. Las latas compuestas de plástico o BPA pueden potencialmente derramar químicos y subproductos en sus alimentos. Evite estrictamente la carbonización y la cocción a fuego alto si desea eliminar las toxinas de su dieta.

Elija cultivos orgánicos y alimentos silvestres, sin cáscara y silvestres

Tu dieta depende de lo que consumes. La calidad de los alimentos es muy importante ya que los vegetales, la carne, los huevos y los peces almacenados o criados con la ayuda de sustancias químicas pueden aumentar los niveles de toxinas y antinutrientes en sus alimentos. Cuando se consumen estos productos, se vuelve muy difícil para el hígado digerir y eliminar los productos de desecho, toxinas, productos químicos, hormonas sintéticas y residuos de antibióticos. Siempre coma frutas y verduras frescas, productos de origen animal sanos como carne y productos lácteos, huevos, etc. Los alimentos frescos le agregan antioxidantes y suplementos de omega 3 a su cuerpo. Ayuda a que su hígado funcione correctamente y mantenga su salud.

Use suplementos estimulantes del hígado

El hígado tiene algunas funciones específicas para realizar. Estas funciones ayudan en la digestión de los alimentos, la circulación sanguínea, la purificación de la sangre, etc. Hay hierbas naturales que ayudan a mejorar la función hepática. Estas hierbas ayudan al hígado a metabolizar sustancias químicas que se encuentran en las hormonas, los nutrientes, las proteínas, la grasa, los antibióticos, etc. Los aminoácidos de los alimentos con proteínas se extraen en el hígado para producir energía. En este proceso, también se produce un subproducto que se conoce como amoníaco. Este subproducto tóxico es transferido por el hígado al riñón. Luego se elimina del cuerpo junto con la orina. Ahora, cuando la función hepática se ha ralentizado debido a múltiples razones, el proceso de eliminación de amoníaco también se ralentiza, lo que resulta en la acumulación de amoníaco en el cuerpo. Aquí hay algunas hierbas poderosas que ayudan a mejorar el funcionamiento del hígado y eliminar las toxinas del cuerpo. Estas hierbas son albahaca santa, raíces de diente de león, cardo de leche y bupleurum. Estas hierbas se consideran hierbas que aumentan el hígado. Impulsan el rendimiento del hígado, eliminan las toxinas y equilibran las hormonas, ayudan a la circulación sanguínea. Individualmente estas hierbas son lo suficientemente fuertes como para curar los daños causados ​​por el hígado. La albahaca Santa consiste en ciertas propiedades esenciales que pueden combatir bacterias, cepas de hongos y metales pesados. Por otra parte, el cardo mariano es una fuente brillante de antioxidantes como la silimarina. Combate las enfermedades hepáticas y previene la pérdida de glutatión en el hígado. La raíz de diente de león tiene un efecto diurético natural en el hígado. Aumenta el rendimiento hepático, controla el azúcar en la sangre y equilibra los niveles de líquidos. También elimina toxinas y subproductos, fortalece su sistema inmunológico y cura la indigestión. Considerando que bupleurum, una raíz medicinal, también se considera como una hierba para aumentar el funcionamiento de su hígado. Ayuda en la digestión, cura la infección del hígado, el reflujo ácido, el estreñimiento y la diarrea. Estas hierbas son algunos de los remedios efectivos para curar problemas del hígado y mejorar su rendimiento.

Mueve tu cuerpo más

La circulación de la sangre es un factor importante para la salud de cada individuo. A medida que el hígado procesa y almacena la sangre, también limpia y mejora el procedimiento de circulación. Puede sufrir diversas enfermedades no deseadas si el proceso de circulación sanguínea se ralentiza. Para mejorar la circulación de la sangre, es importante aumentar las actividades físicas. Las actividades físicas ayudan al corazón a bombear más sangre, lo que aumenta aún más la circulación sanguínea. El hígado puede liberar más sangre en el cuerpo. Circula la sangre de los músculos a los tendones, las articulaciones, otros órganos y el cerebro. Los ejercicios regulares ayudan a que los nutrientes, las proteínas y la sangre lleguen a los órganos digestivos y reproductivos de manera efectiva.